Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 05-07-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

4197. La libertad es de las cosas más asombrosas, maravillosas. De manera que, una persona que está presa, encerrada, privada de su libertad. Puede ser libre. Como si estuviera fuera de la cárcel.

Porque, ha comprendido que tanto fuera como dentro de la prisión, se puede ser libre o no. Ya que, ha comprendido la esencia humana. Ha visto, comprendido la manera cómo funciona el pensamiento y su invento, que es el 'yo'.

Por eso, una persona así, no busca ni va hacia la libertad. Sino que, él mismo todo es libertad. No como una reacción, sino como algo que fluye de la percepción espontánea, que es inteligencia. 

 

4198. ‘Polaridad es diferente grado de vibración de una misma cosa, y opuesto es mismo grado de vibración de cosas diferentes’.

¿Eso no es una colisión, cuyo resultado son las chispas, la luz? 

 

4199. Cuando una persona -mujer u hombre- toma drogas, todo se engrandece: el miedo, la alegría, el placer, el dolor, el sexo. De manera que, una persona drogada le fluye el erotismo, el sexo, en tan cantidad que ella no se da cuenta que está más accesible, más fácil a la hora de la sexualidad.

Se da cuenta, cuando uno se lo dice, se lo explica que está más atrayente, más vulnerable, más provocativa.

Pero, cuando le pasa el efecto de la droga, vuelve a tener el comportamiento convencional para ella. Que suele ser el de la mayoría de las personas que no van drogadas.  

 

4200. Los jueces también son machos, racistas contra las mujeres. Los machos lo llevan en la sangre, en sus neuronas. Ya que, están programados para ser machistas, abusadores de las mujeres; a las que, consideran como un objeto sexual. Y para ello, han de ser sumisas a todos los deseos de los hombres.

Es decir, los machos son personas mal educadas, cerriles, todo un peligro para las mujeres.

 

4201. Toda droga, con un uso adecuado, puede tener efectos favorables, tanto para el cuerpo como para la mente. El peligro está en hacerse adicto, necesitarla para vivir. Cuando en realidad, para vivir, no se necesita ninguna droga. Pues, los alimentos son lo único que necesitamos, para sobrevivir.

Hay otro peligro con las drogas: los que las comercializan, la venden -como pasa con el alcohol-, no dicen nada de su riesgo, ni sobre la nocividad para la salud. 

 

4202. Si a una persona -mujer- se la acosa, se la persigue, se la quiere obligar a hacer algo que no quiere -sometimiento, obediencia, sexo-, por un hombre, ¿por qué no se ha de poder defender?

Y en toda defensa, puede desencadenar la muerte del acosador, del que quiere tener sexo no aceptado ni consentido. 

¿Por qué, no se ponen en lugar de la mujer? ¿Tan difícil es esto de ver? 

 

4203. Los machos, son los que creen que todo el poder está en el pene, en el sexo. Y que, por eso, viven desbordados por su deseo sexual, que no se puede colmar, porque son ninfómanos.

Un hombre, un macho, es un ser humano, que tiene que relacionarse con los demás. Y para ello, es preciso que no abuse de nadie. De lo contrario su vida será una desdicha, una amargura, porque vivirá en una guerra continua.   

 

4204. Si en la competencia, interviene la brutalidad, la crueldad, la violencia, ¿eso no va contra el progreso, destruye nuestra armonía, nuestra paz, nuestras relaciones?

Este mundo, esta sociedad es competitiva, y cuál es nuestro comportamiento, ¿cuál es el resultado? Nuestras vidas son una guerra de todos contra todos: mentiras, embustes, falsedades, trampas, corrupción, robar todo lo que se pueda, inmoralidad, crueldad, violencia.

Y esa competitividad hipertrofiada se traslada a los estadios, las canchas, al lugar de trabajo, a la hora de alcanzar un empleo, una pareja, imponer nuestra manera de vivir.

¿Es eso lo que queremos? Si es así, no lloremos, no gritemos, no bramemos, cuando sufrimos sus malas consecuencias.  

 

4205. El problema es, ¿quién va a decir cuando la juzguen si es culpable o no? Ningún juicio tiene la garantía absoluta de tener la verdad. Los seres humanos somos muy torpes, estúpidos, ante la verdad, que no es de nadie.

Por eso, juzgar a alguien y condenarlo, es tan peligroso. Porque, nos podemos equivocar.

Algunos dicen, no juzgues y no serás juzgado. Porque, esos viven del poder, del establishment. Y no se atreven a decir, que un juicio nunca va a poder saber ciertamente dónde está la verdad.

Porque los jueces, los jurados, los abogados, los fiscales, son como todas las personas, influenciables, tienen sus ideas o teorías, pueden ser fachas, de izquierda, un fanático religioso, defensor a ultranza de su nacionalismo, puede ser un beato, creyente, o ateo.

Y todo eso, lo hace que actúe, decida, como un robot programado. Que está condicionado por la programación.  

 

4206. Si entiendes lo que es, todo el movimiento del pensamiento psicológico, cesa en su actividad. Sólo existe el ahora y la dicha que genera. 

 

4207. Veo, que no hay nada nuevo en ti. Y así, todo va a seguir igual: unos lo quieren, y lo tienen todo, y otros no tienen nada.

¿Qué hace el socialismo? Poco. Muy poco. Dice que es de izquierdas, que está a favor de los desheredados de la tierra. Pero, es monárquico, trabaja para el rey, al que obedece ciegamente. ¿Te das cuenta dónde estás, dónde está tu partido?

Pues como no lo aclaráis, las personas sinceras, no corruptas ni inmorales, os ven como mentirosos, falsos, personas superficiales; que sólo quieren, engañar a los pobres, los miserables, los que no tienen nada.