Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 10-07-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

4237. Eso es bueno, agradable, deseable, saludable, para las personas que viven en las grandes ciudades. Pero, las personas que viven en pueblos, pequeños o medios, pudiera ser que les sentara mal. 

Porque, las personas que viven en lugares pequeños, el campo está muy cerca. Y casi conviven relacionados con todo lo del campo.

Los que trabajan en el campo, cuando están sin trabajar, quieren pisar los adoquines de las calles, el cemento de las aceras, que los lleva a donde quieren ir.

Pues, ya no quieren más campo, quieren lo que hay en las ciudades. Para compensarse, enterarse de las novedades del lugar donde viven, verse con las personas con las que convive.

 

4238. Eso es tan viejo como la humanidad: uno quiere una cosa, pero hay otro más poderoso, que se opone a ese deseo. Por lo que, todo depende de la necesidad vital que tengan para conseguirlo -el que quiere lo que necesita y el que se opone-.

Ahí es donde empiezan todos los problemas, conflictos, guerras. 

 

4239. Decirle un presidente a otro, nazi. No es muy usual. Ante un micrófono y una cámara de televisión. Y eso no ha roto la posibilidad de reunirse para hablar.  

 

4240. La filosofía, es la búsqueda de la verdad. Y para que la verdad se manifieste, no se necesitan métodos, prácticas, sistemas, estudios, erudición. Pues, en lo más sencillo, ahí puede estar la verdad.

La verdad, que es orden, es amor, llega caprichosamente. 

 

4241. ‘Tengo la capacidad de confiar que el universo conspira a mi favor'.

Eso es verdad, si es que somos verdaderamente religiosos, y nos vemos sólo como una energía, que es la misma de la totalidad de la energía.

Y para que ello lo vivamos, sea así, uno no tiene que estar dividido de todo lo que sucede. Es decir, el ‘yo’ no tiene que operar, tiene que cesar en su parloteo, sobre el futuro, el pasado, el presente, para que el miedo no pueda ser.

O sea, sólo podemos vivir de esa manera, si es que siempre estamos en el ahora, libres de todo. De manera que, el dolor no nos afecte. Porque, el dolor es el pasado o la proyección del futuro.  

 

4242. La igualdad, que es amor, no se puede explicar con palabras. O se vive o no. Todo lo demás, forma parte de los impedimentos para que la libertad sea: mucho hablar y nada de acción. 

 

4243. Cada movimiento que hacemos, es para salvaguardar lo que tenemos. Podemos mentir, falsear la realidad, desdecirnos de lo que dijimos, hicimos. Con tal de que, en el presente se salvaguarde lo que tenemos.

Por eso, no somos de fiar. Hemos de cuestionar todo lo que se dice, nos llega desde todas partes. Pues, el pasado está muerto y no se puede juzgar. Da igual que sea el pasado de un minuto o el de siglos.

 

4244. Sólo pedimos tolerancia, igualdad de derechos para todos’.

Eso lo dice la derecha, la izquierda, los creyentes, los gays, las lesbianas, los carcas y sus religiones, todos dicen lo mismo. Porque, todos tenemos el mismo problema del egoísmo, del ego, del 'yo', que dice: todo para mí, nada o casi nada para ti.

Y esa ausencia de compasión, de amor, lo agrava todo más. De manera que, el desorden, la confusión, la anarquía, está en nosotros, está en todas partes. 

 

4245. El problema está, en que cada uno tiene una idea de lo que es lo obvio. El fascista, el comunista, el nazi, el socialista, el religioso, el liberar integral, dicen que lo suyo, lo que ellos hacen es lo obvio.

De la misma manera, los que creen en los extraterrestres, los ovnis, y los que no se lo creen, también ven lo suyo, lo que defienden, lo obvio. 

 

4246. De nada hacemos un problema. ¿La lencería quienes la usan? Las mujeres, ¿no? Y que pasa. Los hombres mean de pie y las mujeres sentadas.

El problema son los carcas, los machos, los muy fuertes y su pene, que lo llevan en medio de la mente a todas horas; no para usarlo, cuando es necesario, sino para exhibirlo.

¿No saben lo que dicen los machotes? Cuando ven a una mujer que les atrae, dicen: 'A esa le haría un favor'. El muy egoísta, peligroso, ignorante.

Por supuesto, que eso también lo puede decir una mujer. Pero, el hombre con su brutalidad, es más cruel. Porque, él tiene una herramienta para ser más cruel: la fuerza física, que puede con las mujeres, y por eso las puede obligar, violar sádica y violentamente.

Es decir, eso de la diferencia entre hombres y mujeres, es propio de personas subdesarrolladas mentalmente. Eso, es tan obvio.  

 

4247. El problema no es lo que uno defienda. El problema es lo que tú defiendas. Lo que tú aceptes. Lo que tú necesites, que se ha hecho una urgencia para tú vida.  

 

4248. ‘¿Me dices que la moral es subjetiva?’

 Por supuesto. Cada uno tiene su moralidad, que es la que más le conviene. Si no le conviene esa moralidad, se convierte en inmoralidad. Para así, poderla rechazar.

Incluso dentro de la inmoralidad, también hay clases: el rey es inmune, tiene inviolabilidad jurídica; ciertos cardenales, altos e influyentes sacerdotes, ante las acusaciones de homosexualidad, la iglesia católica, no responde contra ellos.

Luego no lo ven del todo, como inmoralidad rechazable; tanto el que la hace, como la autoridad que la ha de sancionar.