La libertad es amor. 07.07.2019

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

* Mientras no nos liberemos de nuestra parte animal, seguiremos viviendo como ellos. Usando la violencia para imponer la autoridad del macho alfa -el más poderoso-. Es así como vivimos, algunos dándonos cuenta. Pero, de manera que no hay suficiente inteligencia, para desprogramarnos, descartar ese programa, condicionamiento. Aunque, ahora falta saber, ¿si es posible desprogramarnos, descondicionarnos?  

 

* Los animales, 'de hecho estando programados como nosotros no tienen la crueldad que tiene el hombre'. No son más crueles, violentos, porque no tienen la necesidad. No pueden organizarse, creando dos frentes para enfrentarse y derrotar, uno al otro. Y entonces la matanza sería abundante, violenta, cruel. ¿Todo lo que hacemos los seres vivientes no es por supervivencia?

Basta ver cómo actuamos nosotros los seres humanos, lo competitivos que somos, siempre queremos ganar, vencer, imponernos. Porque, si no fuera así los otros nos invadirían nuestras casas, nuestras costumbres, nuestra manera de ser. No estoy aprobando ese paradigma, porque es el del ego, el del 'yo', estoy diciendo como funcionamos. En la situación en que estamos.

 

* Estoy de acuerdo. Ahora falta pasar de las palabras a los hechos: cómo se llega al "Todo uno". Es decir, a la unidad, a la armonía con todo lo que existe. Porque, una cosa es lo que es, y otra lo que nos gustaría que fuera. Uno tiene que profundizar, tiene que estar atento a todo cuanto sucede, sin distracciones ni entretenimientos. Para que, en esa atención, observación total, llegue la inteligencia, la sabiduría. 

 

* ‘¿Porque mi hijo despertó asustado diciendo que les tiene miedo a los números? Nombró el 81 90 y después nombró más’.

¿Por qué le das tanta importancia a los números que nombró? La mente es ingobernable. Y lo que dice puede ser inescrutable. No te preocupes, vive sanamente con tu hijo. No le des tanta importancia a los sueños, ya sean tuyos, los de tu hijo, o los de los demás.  

 

* El espacio puede surgir, tanto del silencio o con la ausencia de silencio. En el ámbito que estamos tratando, todo sólo es posible si hay unidad total, absoluta. Porque, es con esa unidad cuando llega el amor.  

 

* 'Afrontando esos temores surge esa energía sin distorsión'. Yendo más allá del miedo, la dualidad, los conflictos, siendo afortunado. Lo nuevo, la energía de la totalidad de la energía infinita, opera. 

 

* Pase lo que pase, todo lo que llegue es bienvenido. Los que se cierran, porque quieren excluir. Están perdidos en su egoísmo.  

 

* ‘Nos arruinaremos en la vana búsqueda de la seguridad absoluta’.

La seguridad absoluta, es la muerte o la locura. 

 

* Gracias, por esos consejos tan bonitos, sugerentes. Que hacen que la vida, tenga un sabor limpio: ni agrio ni dulce.  

 

* Las personas, somos el reflejo de nuestra sociedad. Cada uno le toca un papel. Algunos parecemos más afortunados, que otros que tienen su vida más complicada, comprometida. Pues, viven al margen de la ley, la escrita y la que no lo está. Por lo que, sus vidas al final acaban siendo un calvario de amargura.  

 

* El problema está en la necesidad de unos que quieren dejar de vivir en la pobreza, miseria. Y otros, que creen que, si se acoge a esos necesitados, todo el sistema se puede colapsar. Por el desorden, la confusión. Los dos bandos, tienen sus razones, sus derechos. Pero, lo que va a determinar lo que suceda, menos dañino, es la compasión, el amor, que tengan todos. Pues, el amor es la inteligencia operando, el máximo orden posible. 

 

* ¿No se dan cuenta los racistas, xenófobos, que todo lo que tiene vida va allá donde hay comida, para así poder sobrevivir? En los seres humanos ese mandato de la vida, de sobrevivir, es igual de dramático.

Pues, los que tienen comida, y todo lo básico para sobrevivir, cuando llega alguien de fuera, se le rechaza como un competidor, un invasor. Sin darse cuenta que esos que llegan, son los que van a revitalizar la sangre, el nervio de la raza humana. Y van a colaborar en todo lo que se le necesite, pues han llegado de muy lejos para quedarse para siempre. Haciendo trabajos, que los nativos no quieren hacerlos, porque creen que es un trabajo sucio, de baja calidad. 

 

* Saber conocer cuando es necesaria la autoridad, no quiere decir que anulemos nuestra dignidad como seres humanos. Por eso, las personas dignas, sean autoridad u obedezcan en una situación específica, no pueden ser dictatoriales, tiranas.  

 

* Sin un morir al ayer, sin un morir al mañana, el amor no puede ser. Pues, los recuerdos y proyectos nos atraparán. Dividiéndonos del presente, del ahora. Desorientados, confusos, buscando algo al que agarrarnos, quedándonos atrapados. ¿Podemos ver ahora, si podemos vivir sin ningún compromiso ni plan en el ámbito psicológico?  

 

* El deseo de continuidad, de devenir, es una trampa. Porque, siempre hay algo que desear, que esperamos del futuro. Y de esa manera la mente se hace obtusa, torpe, intervenida. Sin poder ser el presente, el ahora.