Torni Segarra

Seleccionar página

* Krishnamurti y los psicoterapeutas – David Shaimberg

3 de 8

“Krishnamurti preguntó si este llegar a la raíz puede ser efectivamente hecho por el pensamiento: “¿A qué nivel existe el pensamiento, a qué nivel puede penetrar, o si de hecho penetra, llegará alguna vez más allá de su propio nivel de pensamiento?”.

Esta pregunta también surgió de otra manera en una discusión acerca del desarrollo; un concepto que atrajo el interés de la mayoría de los terapeutas. La idea central en todas las teorías psicoanalíticas es que el niño se desarrolla en el tiempo, y que todas las enfermedades de la mente emergen como consumaciones incompletas de diversas tareas propias del proceso de desarrollo. De manera similar, el terapeuta observa un proceso en el paciente que gradualmente resuelve sus temores. A medida que la terapia progresa, hay cambios; surgen en el primer plano diferentes temores y el paciente puede, de manera gradual, ampliar su vida y vivir más ‘productivamente’ y más ‘libremente’. Krishnamurti estuvo de acuerdo en que el organismo físico experimenta un desarrollo. Pero afirmó que el organismo es diferente del yo: El yo es un producto del pensamiento. El yo o ‘sí mismo’, que es el foco del trabajo terapéutico, es un aspecto del proceso de devenir y es la enfermedad.

En este contexto, Krishnamurti señaló que nosotros no actuamos en el momento. Tenemos conclusiones acerca del momento: estos conceptos son la base sobre lo que actuamos. Pero si la acción ocurre instantáneamente, compromete la incertidumbre y novedad del momento y termina con el suceso. Krishnamurti cita el ejemplo de habérselas con una serpiente. No esperamos; actuamos por percepción y nos movemos instantáneamente.

Krishnamurti preguntó: “¿Puede uno estar atento sin opción alguna? O sea; sin tener ningún concepto acerca de Dios, de la perfección; de la iluminación. La palabra ‘idea’ en griego significa ver; observar. Pero nosotros, los seres humanos, observamos, extraemos una conclusión y actuamos conforme a esta conclusión; no actuamos en el momento del ver; lo cual implica percepción alerta”.

Psiquíatra: Pero ver más profundamente requiere hasta cierto grado la formación de conceptos.

Krishnamurti: ¿Acaso el concepto provee la energía para ver profundamente? En el acto de ver, veo profundamente.

P: No creo que ver lo que vemos sea independiente de la experiencia e independiente de la interpretación de nuestros conceptos. Los conceptos son particularmente herramientas humanas que extienden nuestro rango de visión.

K: No veo por qué debo tener un concepto.

P: Pero usted está hablando acerca del ver.

K: El ver no es un concepto.

P: Yo no dije que el ver fuera un concepto.

K: Hacer una abstracción a base del ver, es un concepto”.

 

TS: Los conceptos se basan en el pasado, que actúa como referencia -del futuro y el presente-. ¿En el ahora hay conceptos, ideas, teorías? No.

Los hay cuando tenemos miedo, estamos confusos, en desorden, en la ignorancia.