Torni Segarra

Seleccionar página

Compilación de comentarios:

–Toni: «Pero Dios es amor sí».

Si dios es amor, todo poderoso. ¿Por qué ha creado a unas criaturas estúpidas, celosas, rabiosas, capaces de hacer la guerra, asesinado en masa y destruyendo todo lo necesario para vivir?

–Interlocutor: ¿Dónde dice que el creo para destruir?

–Toni: Si tu creas un artefacto peligroso, imperfecto.

¿No eres tú el responsable, de ese artefacto y del daño que genera?

 –Interlocutor: Eso no responde mi pregunta.

¿Qué creo para destruir?

–Toni: Nos hemos de atener a las palabras. Y cada cual, según su programación, las puede interpretar o no.

El creador, dios, es el único responsable de su creación.

A no ser que ese dios, haya sido creado por otro dios.

–Interlocutor: O sea.

¿Me está diciendo que hizo mal al hacernos libres y responsable de -nuestros actos-?

 –Toni: No huyas.

Todopoderoso quiere decir, que todo lo puede hacer.

–Interlocutor: Y a ti te recomiendo una dosis de lógica men -hombre-.

Debes razonar antes de responder.

Un consejo, piensa en el velo.

–Toni: ¿Qué es ‘el velo’?

–Interlocutor: ¿Si tu usas anteojos sabes ese cambio de realidad verdad?

Bueno el velo espiritual es que no puedes ver con el discernimiento

Solo ves con los ojos físicos una realidad muy racional….

El diablo sabe mucho de realidades que desvían el objetivo de la buena obra.

–Toni: Estábamos tratando sobre dios todopoderoso. Y se ha dicho que, si dios es todopoderoso, puede hacer todo lo que quiera.

Y por eso, él podría evitar crear lo dañino.

–Interlocutor: Te deslizas mi amigo.

El poder sea como sea no puede ser de otro que de aquel capaz de crear el cerebro y sostener el universo de las ideas sobre la nada…

Y nos dio la libertad antes y ahora…

Yo soy el camino dice el Salvador de males.

–Toni: Si decimos: ‘Yo soy el camino dice el Salvador de males’. Te conviertes en un gurú, un ejemplo a seguir; y entonces, vas a generar dependientes, esclavos, fanáticos. Es decir, un pagano, idolatra, supersticioso.

¿Dónde cabe aquí el amor? Pues, el amor es libertad.

–Interlocutor: El amor está en la libertad que se anticipa a la decisión individual…

El ser ya está en el error de su decisión antaña, es ahora que en base a la experiencia debe tomar decisiones nuevas, cabe destacar que el buen maestro sabe cuáles son los fundamentos de su consejo…

Y es el sacrificio de amor por el otro…

–Toni: Si te sacrificas por mí -con esfuerzo, etc.-, me odiarás, te dividirás de mí. Dejarás de ser libre.

–Interlocutor: Yo no me sacrifico por vos, del modo que piensas, es decir físico, mi sacrificio es más bien en seguir la obra de aquel que si fue capaz de dar la vida por mí, y hacerme salir, de aquel lugar velado por mi ceguera emocional, para traerme al universo espiritual de Dios.

–Toni: ¿A quién sigues? Seguir a alguien, por sagrado y santo que sea, nos lleva a la miseria humana: la dependencia psicológica. Y de esa manera, el amor, la compasión, no llegarán.

–Interlocutor: ¿Cómo sabes?

¿Tu conoces la libertad de los hijos de Dios?

¿O solo estás atrapado en el mundo racional de los intereses egocentristas?

–Toni: El mundo racional está ahí dentro de nosotros. El problema es qué es la racionalidad. Y quienes la usan; para qué.

–Interlocutor: Es simplemente el tribunal de falta, ante la espiritualidad.

–Toni: Con solo perdonar, sobran los tribunales. Y llega la espiritualidad: la compasión, el amor.

–Interlocutor: Comprendes porque el mundo racional tiene un conflicto con la espiritualidad

La lógica económica es el tema

Como decir que es un Dr. Sin enfermo.

–Toni: El mundo racional es el que ve su programación: comer vestirse, tener vivienda, sobrevivir. Y todo eso son los hechos, con los que hemos de vivir.

–Interlocutor: Correcto

Detrás de todo eso como primario, perdemos la felicidad.

–Toni: Perdemos la felicidad, porque no sabemos vivir con la realidad.

–Interlocutor: Jajajajajaja.

Si con créditos prendatarios.

–Toni: ¿Qué quieres decir? ¿Qué hay que pagar una prenda?

Si es así, los créditos -como el karma, consecuencias-, son llevaderos. Con tal de vivir.

–Interlocutor: Nada que te agobie es merecedero de vivir…

Es una realidad sí.

Es por eso que lo que está mal son las injusticias detrás de engaños escondidas.

–Toni: Lo que hagan los otros, ¿nosotros qué podemos hacer, aunque se diga que es malo, dañino?

Sólo podemos vivir honestamente, con compasión, amor, misericordia por toda la humanidad.