Torni Segarra

Seleccionar página

* Los cadáveres, son muertos, cuerpos muertos. Y ellos no sienten nada: si los profanan o no. Si los van a tirar el río, a la basura o hacer una hoguera con ellos. El problema, por tanto, está en los vivos, que tienen sus mentes sucias. Y, por tanto, se enredan con los muertos, sus fotografías, lo que hicieron o no hicieron, los agravios, o alabanzas. Por lo que, todo es una pérdida de tiempo, cosa de idólatras. 

 

* Para Santiago Requejo, director de cine, presenta su primer largometraje: ‘Abuelos’. He leído tu entrevista de hace unos días. Gracias.

Me había olvidado de escribirte esto:

‘Un hombre de 97 años se puso delante de la cámara para decir que su proyecto era morirse orgulloso de no haber hecho daño nunca a nadie’.

¿Puede uno morirse sin haber hecho daño a nadie? Los superficiales, dirán que sí. Pero, si miramos más allá de la superficie, vemos que vivir siempre es a costa de alguien -incluyendo a los animales-.  Pues, hay que comer. Hay que hacer negocios para tener dinero -el negocio de aprovecharse de los menos afortunados, sean de aquí, de África, de Latinoamérica, de Asia-.

* Sergio, ¿quieres vivir en una dictadura? Recuerda que el Karma funciona por igual para todos. Los que quieren venganza, ellos mismos se están creando sus justicieros, sus verdugos, sus jueces. Así que, hay que ir con mucha atención. Pues, cada cual, sin darse cuenta, se está cavando su hoyo, su tumba. Repito, esa es la ley universal o la ley del Karma -acción y reacción-.

* Sergio, estás irritado. ¿Por qué? Si tú ya cobras la pensión, tienes dinero para viajar. Salud y disposición. Entonces, para qué quieres hacer mala sangre -que no es sano-. Todo eso de quejarte, de acusar, de enfadarte, de dar soluciones, nos viene de muy largo. Tanto que no lo podemos tocar. Aunque la ilusión, nos hace ver que lo que decimos y hacemos, va a conmover a los que mandan. Y ellos lo harán bien, perfectamente. Pero, hay un problema añadido: lo que tú ves como bien, otros lo ven como mal. Así que, no te pongas en líos, en pleitos, aunque los ganes.

* Hoy te he visto en ‘XXX’.  Gracias.

Cuando te conocí, hace unos veinte años. Dije qué facha de derechas -un buen muchacho-. Hoy, he visto esta misma persona, tan de derechas y tan facha como siempre. Una observación: la mala leche que lucías antes, ahora o se acabado o la has escondido.

* Por favor, no sean tan fachas. He informen objetivamente, igualmente.

Bercow -presidente del Parlamento británico- abre las puertas del Parlamento británico a Puigdemont.

¿Solamente queréis dinero? Por eso, sois fachas.

* Los que tienen miedo a la libertad, ¿no son los fachas? Siempre lo han sido: ricos, pobres, de centro, de derechas, de izquierda. Por eso, el que teme algo que perder, no quiere la revolución psicológica.

* ‘¿Cómo fue que terminamos pagando por vivir en un planeta que nos da todo gratis?’

Siempre por vivir se paga un precio -no sólo con dinero, sino también en problemas, sufrimiento-, Eso es ley de vida. Estamos programados para subsistir al precio que sea. Algunos dicen, que podemos renunciar a lo que está destruyendo la naturaleza, la tierra. Pero eso, no es un hecho. El hecho es que queremos vivir. Y queremos hacerlo sin sufrir, sin dolor. Y por eso, es que vivimos como lo hacemos: destruyendo lo que se interpone para poder experimentar esa manera de vivir sin dolor, sin sufrir.

* ‘Hazlo porque está en tu corazón, no porque quieras algo a cambio’.

El corazón, las emociones, los sentimientos, no son de fiar. Porque, ellos nos desbordan de manera que podemos hacer, toda clase de tonterías: ser violentos, crueles, asesinarnos unos a otros. En un estadio de fútbol hay veinte mil personas, con el corazón lleno de emociones. Que les hacen actuar como salvajes, gritando, insultando, ser violentos, crueles. Y a nivel de país y su nacionalismo, sucede lo mismo, pero añadiendo la guerra.