Torni Segarra

Seleccionar página

* El único que sabría si hay reencarnación, sería el muerto que vuelve a reencarnarse. Pero eso, parece muy complicado de entender. Vamos a investigarlo un poco más: cuándo muere un animal, ¿qué sucede con él? Se ha muerto, fin del problema. No le damos importancia. Sea el animal que mata un coche, en la carretera; los pollos, los cerdos, los toros, que sacrificamos para poder sobrevivir. ¿Dónde van todos?

Ahora, ¿qué es el hombre sino un animal, vestido, que maneja toda clase de máquinas, toma toda clase de drogas: café, tabaco, alcohol, marihuana, heroína, peyote, etc., los medicamentos para curar las enfermedades, que es capaz de ir a la otra parte del sistema solar, de los planetas vecinos? Pero, el halo de vida, la energía que le da vida, ¿no es la misma que la de todos los animales?

Hay otra trampa más: Si es que existe la reencarnación, para los que creen en ella, ¿no deberían hacer lo necesario en el presente, para no reencarnarse nunca más? Además, ¿qué es lo perfecto, lo santo, un buen ser humano, no matar, no odiar, no ser cruel, violento, etc.? ¿Puede ser uno verdaderamente bueno? Piénsenlo, no lo repitan o se lo traguen.

Puede el que está leyendo, el que escribe, ser una persona totalmente buena -que no hace daño a nadie ni a nada, ni a todo lo que existe. Eso es absurdo, ¿verdad? Lo que quiere decir, que la reencarnación nunca se podría acabar. Formaría parte del absurdo de la vida.

* ‘Si pienso, luego, existo …. mmm entonces …. Si no pienso, luego, ¡¡¡no existo!!!’.

Si no pienso, no damos vida al ‘yo’. El pensamiento, sólo tiene utilidad en el ámbito material, práctico de la vida. Pero, en lo psicológico, humanístico, espiritual, el pensamiento es un impedimento.

* Si permanece callada tu boca, pero quieres hablar, porque te preguntan algo los demás, si no hablas generarás conflicto. Y no habrá compasión ni amor. Y lo mismo sucede con la mente. Pues, la mente, como la vida, es ingobernable.

*¿Podemos vivir, sobrevivir, sin matar a la vida que hay por doquier? Si miramos la sábana africana, en lo alto de los depredadores están los felinos, los leones, etc. Y ellos para sobrevivir, han de matar a todo lo que se ponga a su alcance. Un león mal herido, muy débil, las hienas, los licaones -perros salvajes africanos-, se lo comen antes de morir. Cada especie es víctima y verdugo a la vez. Porque, todo lo que comemos tiene vida, ya sea vegetal, animal.  Lo importante, no es lo que comemos. Lo importante es vivir sin conflicto, sin división. Pues, es ahí donde está la compasión, el amor.

* ‘Nota legal escalofriante del Departamento de Justicia de Obama justifica el asesinato de ciudadanos estadounidenses.’

Todos somos malos, asesinos, matarifes. Unos lo ordenan, otros lo ejecutan, y los votantes les dan permiso para que hagan lo que quieran. Siempre ha sido así. Y seguramente siempre lo será.

* ‘No te conozco… pero la salud que necesitas, la prosperidad que quieres, la tranquilidad que buscas y el amor que deseas llegarán muy pronto. Ten paciencia.’

¿Cómo sabes que ‘llegaran muy pronto’? ¿No sabes, qué el que dice que sabe, es que no sabe?

* ¿La verdad relativa, es lo mismo que poner comillas a las palabras, para hacerlas más soportables?

* El problema está en dar toda la importancia al silencio, como hablar, a las vibraciones, a nuestras opiniones subjetivas, al quietismo o la acción. Pues todo eso nos aleja de la realidad, de lo que es, de la totalidad, de la verdad.

* ¿Cómo sabes que JK lo aprobaría? Lo nuevo, no podemos saber lo que es.