Torni Segarra

Seleccionar página

* Hay que saber, que JK fue elegido y educado para que fuera el nuevo Instructor del mundo, por personas que eran esotéricas. Esas personas, fundaron ‘La Orden de la Estrella’, que era básicamente esotérica, para divulgar lo que decía JK. Y, JK, cuando su hermano murió, la deshizo. Entre otras cosas, porque los maestros animaron a JK para que viajara. Cosa que él no quería, porque su hermano estaba enfermo. Los maestros, le dijeron que su hermano no moriría en esos días de viaje. Pero, no acertaron y su hermano murió. Finalmente, JK dijo, los poderes psíquicos, son un impedimento, un obstáculo, para que se manifieste la verdad, que uno ha de descartar.

* Para vivir, sobrevivir, es preciso comer, alimentarnos. Y esa comida, siempre es el otro. Por lo que, ha de haber dualidad entre el verdugo y la víctima. Y también, hemos de alimentar a nuestro ego: mis ideas, teorías, el placer y su persecución. Es decir, alimentar a nuestra parte espiritual, no material.

* Aunque no te falta razón. Eso no es nuevo. Porque, las personas desde hace un millón de años, hacen lo mismo: son egoístas, porque tienen miedo al presente, al pasado, al futuro. Y por eso, es que siempre quieren ganar, no perder. Cuando la solución está: ni en perder ni en ganar, sino empatar. Porque, cuando hay un perdedor y un vencedor, hay una víctima y un verdugo. Es decir, resentimiento, fragmentación, conflicto, lucha, violencia, guerra, con su crueldad y las matanzas.   

* Sí, la mente tiene que llegar al abismo, al límite, para vaciarse, cansarse, agotarse. O sea, comprender. Y que llegue la inteligencia. Si es así, el silencio, la armonía estará en nosotros.

* Nosotros somos animales humanos. Hemos inventado el amor, la compasión. Si queremos decir, nos hemos revelado contra el creador. Que ha hecho a la naturaleza, que se comen unos a otros implacablemente. Hemos descubierto que, podemos vivir sin sacrificar animales, para alimentarnos. Y también hemos descubierto que, hay que alimentar al ego, al ‘yo’ -las ideas políticas, religiosas, todos los nacionalismos grandes o pequeños-. Y que, podemos ir más allá de todos eso, que es nuestra programación.

* El Dalai Lama, era el jefe, el príncipe de una teocracia: El Tíbet. Que dabas escalofríos de ver cómo vivían, la dictadura de los monjes dueños de las tierras que trabajaban los pobres aldeanos. Los castigos, los cortes de orejas o nariz. Cilicios con una tabla que rodeaba el cuello y las manos pasaban por un agujero que hacía de esposas. Y más y muchos más. Lo dicho una teocracia medieval.

Pero el Dalai Lama, pasa de todo. Y los ricos norteamericanos, lo usan como perro rabioso contra los chinos.

* ‘JK habló de la violencia en su enfoque general, desde su raíz, desde lo que lo produce’.

Eso no está muy claro. Cierta vez, fueron a comer juntos Pupul Jayakar, Indira Gandhi y JK. Antes de comer JK e Indira Gandhi, entraron solos en una habitación y estuvieron hablando. Al salir, la mesa ya estabas dispuesta para comer. Y JK no miró ni una sola vez a Indira Gandhi, mientras comían. Según un relato de Pupul Jayakar, amiga de ambos.

* Lo que te ocurre a ti, nos ocurre a todos. La diferencia es que estás en un plano diferente, Y tomas drogas.

* La moral cuando es estática, establecida, se convierte en religión o política, teoría. Pero, cuando la moral está viva, moviéndose con lo que está sucediendo. Entonces es la compasión, el amor.

* Lo complicas demasiado. Todos los seres vivientes, se han de alimentar para cumplir con su programación, que dice que hay que sobrevivir, etc. Pero como todos, participamos de la misma programación -alimentarnos para sobrevivir-, hemos de matar para seguir sobreviviendo. Y como todos hacemos lo mismo, es cuando nos dividimos entre víctimas y verdugos. La pregunta es: ¿Podemos sobrevivir a costa de los otros, sean animales o personas -pues cuando explotamos a alguien, lo estamos matando-? Como en realidad, lo estamos haciendo. Si no podemos sobrevivir sin los demás, entonces matar, sacrificar, es lícito.

* ‘El creador es la entidad que se alimenta de nuestras bajas pasiones y nuestra baja vibración’.

No, el creador es el universo. Y sus leyes, programación, o como queramos decirlo. Además, el universo es caprichoso: actúas y mata caprichosamente. Y no se deja comprender.