Torni Segarra

Seleccionar página

* ‘La vida es lo que viene en tu camino y trata con ella’.

La vida son los retos que nos llegan, desde el momento de nacer: sexo, el lugar de nacimiento, la familia donde nacemos, el momento histórico en que vivimos, los estudios o no, nuestro trabajo. Vivir en pareja, con hijos. O no.

* ¿Puede un hombre liberarse del dolor, aunque sea santo, gurú? Si es un hombre, como cualquiera, ha de sufrir como todos. Lo que cambia son las interpretaciones de ese dolor. De dónde viene. Por qué sucede. Cómo se podría ir. O no se puede.

* ‘Cuanto más veo la vida, más me doy cuenta de que es un sueño. He encontrado la mayor seguridad en esta filosofía que te estoy dando ahora.
Date cuenta de que vives únicamente por la gracia de Dios. Si retirara su pensamiento, la manifestación física dejaría de existir. Este mundo es un lugar de ensueño, y todos estamos soñando aquí’.

Entonces, si un tigre nos ataca y nos arranca un brazo. ¿Ahí no hay dolor?

* Si rascamos mucho, desde el principio hasta el final, está ‘maya’, ilusión, vacío, la nada. O el infinito, perturbador, indescriptible, incomprensible como una visión o imagen. No es posible tener una visión, como la tenemos con la luna o el sol. No hay imagen sobre el infinito. Sólo está la palabra.

* Vamos a ponerlo de esta manera: si un animal salvaje, un tigre, ataca a un gurú, un santo, y le destroza una pierna. ¿Puede no sentir dolor?

* Estamos de acuerdo en principio. Pero, hemos de recordar, que puede haber algunos que dicen, todo lo contrario que has dicho. Y entonces, se establece un debate, que se convierte en responder, a lo que el otro ha dicho. Y de esa manera, se convierte en una pérdida de tiempo, se convierte en una especulación infinita. Por lo que, llega el absurdo. Que lo termina el silencio. La palabra clave, que hace que todo acabe, es el infinito.

* Sé lo que dices. Pero, una cosa es que nos insulten. Y que al estar completamente atentos a lo que está sucediendo, ese insulto no causa dolor. Pero, cuando tratamos de una agresión de un animal salvaje. Eso parece ser, que será otra cosa.  

* Sólo existe, lo que es y lo que hay. Los castellanos dicen: ‘No hay más. Es lo que hay’.

* A veces, no es siempre. Esa narración es ver la parte positiva, alegre de la vida. La parte dolorosa, amarga, también está ahí, junto con la feliz y alegre. La vida es una dualidad, de noche y día, de juventud y vejez, de placer y dolor. De vida y muerte. El éxito está, en verlo y vivirlo y no volvernos neuróticos.

* Si es cierto. La agresividad puede disminuir ante una persona compasiva. Pero, pongamos ahora, un accidente de tráfico con el coche. Donde hay fractura de huesos, desgarros de la carne, etc. ¿Es posible no sentir dolor?