Torni Segarra

Seleccionar página

* ‘Cuídate, eres demasiado importante para dejar caer por las grietas de tu propia vida’.

No somos importantes, porque todos lo somos. El cuidarte, es preciso. Porque, si no lo hacemos, dependeremos de los otros para que nos cuiden. Y habrá dependencia, con sus problemas. Por eso, de lo que nos tenemos de cuidar, es no generar problemas.

* ‘¿Y si me caigo? Oh, pero mi amor ¿Y si vuelas?’

La inseguridad abarca a toda la vida. Por mucho, que creamos que todo está asegurado. Puede, llegar la sorpresa que todo lo desbarata.

* ‘A veces las cosas más pequeñas ocupan la mayor parte de tu corazón’.

El corazón es tan grande, que todo, y todos, caben en él. En realidad, el corazón es infinito. Porque es amor.

* ‘Nunca somos tan vulnerables al sufrimiento como cuando amamos’.

Porque, cuando llega el amor, el miedo no puede operar. El amor no sólo a la pareja. Si no, en cada cosa que hacemos. Ya que, el amor es orden.

* ‘No es que me gustan las cosas prohibidas, es que me encanta demostrarle al mundo que a mí nadie me prohíbe nada’. 

Es de la única manera que, uno se conoce y conoce como opera el mundo, la vida. Las enseñanzas directamente, solo, pueden causar problemas. Pero por eso, ya sabemos cómo funciona eso que nos causa problemas.

* Hay algo más: ¿Cómo se puede juzgar al pasado, que está muerto?

Y los cristianos seguidores de Jesús, a la pregunta: ‘¿Cuántas veces he de perdonar, al que me hace daño?’ Respuesta: ‘No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete’.

* Todo es muy fácil. ¿Tú quieres educar adecuadamente a tus alumnos en la escuela, que ahora reciben una mala educación? Primero que nada, tú has de ser educada, seria, honesta, puntual, no discriminar, ni ser racista. Ni tener privilegiados, no ser egoísta. Porque, un maestro, un profesor, enseña lo que él es. Si no es educado, honesto, no corrupto, entonces todo seguirá igual.

* El cielo, ha de ser en el vivir. Aceptando la muerte como algo preciso, inevitable.

* Es más que eso. Es explicarles de lo dañino de estar divididos entre nosotros. Siendo nacionalistas, capaces de hacer la guerra por la patria. Estar divididos, con las personas con las que convivimos, los parientes, los vecinos, los amigos, con las personas que no conocemos. Con las que viven en la otra parte del mundo. Así que, la división es el origen de todas las miserias humanas. Y tú, lo has de vivir también en tu vida cotidiana.

* Los instintos, ¿no son corporales, toda la programación para sobrevivir? Nosotros, hemos sido condicionados para que seamos lo que somos ahora. Pero, eso que somos ahora, nos divide y nos lleva a la crueldad, a la violencia, a la guerra. Por tanto, es la educación adecuada -no programar a nuestro interés-, la que ha de ser con hechos: todos somos iguales, todos somos serios ante la complejidad de la vida. Ser sensibles, no indiferentes, ante todo lo que sucede. Los maltratos, las matanzas, a las mujeres. La corrupción institucionalizada: robar, aprovecharse por ser poderosos, los que mandan.