Torni Segarra

Seleccionar página

* El primer movimiento, es la igualdad. Todos somos básicamente iguales en lo psicológico. Así que, los privilegios de los dictadores tiranos. Los hacen también culpables, de que las personas se subleven contra los dictadores, tiranos, racistas, clasistas. Si se empieza por ahí, no habrá división, agravios, revueltas, anarquía.

* Las soluciones a los problemas de las personas, las ha de encontrar cada cual. De lo contrario, si alguien nos dice la solución, se convierte en autoridad. Y la autoridad, lleva al desorden. Porque, la autoridad es embaucadora, falsa. Porque, no quiere perder los privilegios que genera ser autoridad. Así que, tendrás que ser tú la que descubra qué vas a hacer con tu odio, tu crueldad, tu violencia.

* ‘En la naturaleza todo está integrado, no hay “suyo” o “mío” ‘.

Pues vivámoslo, cada cual. Eso quiere decir, que no ha de haber egoísmo. Cuando nos toque ser víctimas, aceptarlo con alegría, felicidad. Porque se está haciendo realidad, lo que ha de hacer la naturaleza: dar vida, reproducirse, matar. Porque, nosotros formamos parte activa de esa naturaleza, que es la vida de todo lo que existe, tiene vida. 

* ‘La incesante actividad de la mente hay que cesarla ahora y para el resto de la vida y no por un rato’.

Si eres tan amable, explícanos cómo va a suceder eso. Porque no se trata de hablar de la fe. Estamos hablando de hechos. Y los hechos, lo que está sucediendo, es en el ahora.

¿Tú lo has conseguido? 

* ‘Cómo un hombre de tu edad no puede hacerse cargo y decir: “Me di cuenta que ya no vibramos juntos, me despido de vos afectuosamente.” En vez de adjudicarme a mí el problema. Eso es un hecho. En fin, que sea lo mejor para los dos’. 

¿Por qué, nos gusta buscar a un único culpable de los problemas, de los conflictos? En toda confrontación, siempre hay dos responsables. Por tanto, acusar a una sola parte, es darle vida al conflicto.  Cuando para que haya paz, las dos partes han de asumir su cota de responsabilidad, de culpa.

* Ese riesgo, siempre está en la vida ¿No te das cuenta que el que gana, no lo hace de verdad? Pues, siempre está pendiente del vencido. Ya que éste, no acepta la derrota y quiere derrotar al vencedor de todas las maneras posibles.  Ahora mismo, todo EEUU, está a la espera de la respuesta del último ataque a Irán. Y ese paradigma es la guerra continuada. ¿Podemos vivir sin recelar del vecino, ya sea el cercano o el lejano? Para ello, hay que ser muy honesto, no robar, ni engañar, ni invadir, cambiar gobiernos, provocar guerras.

* ‘¿Quién es el verdadero individuo racista, enemigo, cruel y violento? ¿El perpetrador o la persona inocente que solo está tratando de vivir una vida digna con integridad?’.

Según el universo, la víctima y el verdugo tienen una relación fatal. Por eso, el universo consiente que esa relación se desarrolle: una agresión conlleva una respuesta. Si tú robas, te roban y viene la lucha. Si tú eres violento, la violencia está en ti, va a venir a ti. Lo que sucede es que, estas verdades no nos interesan, porque asumirlas quiere decir perder algo: el egoísmo, la prepotencia, la brutalidad, la guerra.