Torni Segarra

Seleccionar página

* Cada vez se parecen más a el Ku Klux Klan o los nazis. Son racistas, fascistas pobres, celosos amargados, que creen que ellos con su odio, estupidez e ignorancia, van a solucionar los problemas. 

Se visten de ovejas, pero son como fieras crueles, violentas. No quieren defender los derechos de igualdad, de libertad, de independencia, de mujeres y hombres; no quieren subir las pensiones; no quieren subir los impuestos a los ricos, a los multimillonarios. Son racistas, xenófobos.

Sólo lo quieren todo -dinero, prebendas, las ventajas del poder- para ellos, como siempre los fachas de derechas.  

* ‘Un motivo para la alegría es la muerte de la alegría’.

La alegría, es un fragmento de la vida. El otro es la tristeza. De manera que cuando uno de los dos triunfa, está llamando al otro. Por tanto, cuando ninguna de las dos -la alegría, la tristeza- triunfa, entonces lo que sucede es algo diferente de lo que conocemos: lo sagrado, lo que está más allá de las palabras, del placer, de su persecución, del ruido del más y más.  

*. ‘¿Por qué el hombre es tan desordenado?

‘Si toda la vida es un movimiento, con su propio orden, ¿por qué el hombre es tan desordenado?’ Jiddu Krishnamurti

Eso habría que preguntarle a Jiddu Krisnamurti, si estuviera vivo. Por qué, si toda la vida es un movimiento, con su propio orden, Vd., invirtió tanta energía, con sus infinitos viajes y charlas para alterarlo y cambiarlo todo.  

* A dios no se puede insultar. Sería tanto como insultar al aire, a una nube, a un árbol, a un animal, a las células, a los neutrones, protones, a los átomos. Porque, dios es toda la totalidad de lo que existe.  Además, a dios no se le puede explicar, es inescrutable. Infinitamente bueno y malo. Porque está más allá del mal y del bien. De ahí el orden y el caos que genera -maremotos, sequías, inundaciones, huracanes, terremotos, infinititas desgracias a las personas, animales, etc.-.

Los que acusan a los que insultan a dios, lo hacen porque en su ignorancia no se dan cuenta que ese dios, es el suyo que ellos han inventado. Es decir, sin darse cuenta adoran a un dios pagano, hecho por nosotros a nuestra hechura de seres humanos, divididos, fragmentados. Cuando dios es la unidad de todo el universo indivisible.

Aunque ellos creen que dios es una especie de señor -de ahí que le digan ‘El Señor’-, de rey con su corte de ángeles, santos, etc. 

* Gratitud quiere decir, que cuando estamos en un aprieto por la salud, la mala suerte; porque hemos perdido algo, que lo hemos encontrado; estamos agradecidos al más allá porque todo se ha resuelto.

Es, aunque parezca lo contrario, un acto egoísta. Porque, si no hubiéramos salido del apuro, encontrado lo perdido, no seríamos agradecidos. Por lo que, lo difícil es siempre ser agradecidos en lo malo y en lo bueno. Y eso, sería un acto sagrado, religioso. 

*. Pero, ¿no te das cuenta que tú participas de todos los males, de la corrupción, de la inmoralidad?

Ya sea la de los ladrones, la de los violadores, la de los asesinos.

La mente, tu mente, forma parte de la mente global, de la que todos participamos, queramos o no.

Por eso, es que somos víctima y verdugos.