Torni Segarra

Seleccionar página

* Permitirme que te diga que, lo que tiene un partido político. También lo tienen todos. Y eso mismo, sucede con las personas. Todas vamos detrás de la seguridad, tenemos miedo, somos nacionalistas, seguidores de líderes, de teorías religiosas, económicas, sociales, etc. Todos tenemos miedo a las enfermedades, la vejez, a la muerte.

Otros también tenemos miedo, a una terrible guerra donde mueren los jóvenes, en el frente de batalla. Mueren miles y miles de personas, cuando bombardean las ciudades, les destruyen sus casas, su manera cotidiana de vivir.

De manera que, esos enfrentamientos violentos, las guerras. Las pueden desencadenar todo el ámbito político parlamentario, senatorial. Lisa, ¿dónde ves la diferencia entre los partidos políticos?

* Algo tan sano e inofensivo como el agua. Se puede transformar como cualquier otra fuerza destructora, convertirse en un sunami. Que lo arrasa todo lo que se encuentra por delante.

https://youtu.be/1KKWHbiyW0I

* Tanto cuando se ataca implacablemente a una persona. Como cuando se la defiende también con una fe ciega. Eso genera desorden. Porque, en realidad, no se la está tratando con el debido respeto, que toda persona se merece.

* ¿La violencia continuada que va a traer? La violencia continuada los que la hacen, creen que es legítima. Pero, los que lo vemos desde fuera es repugnante. Asaltar edificios, pelear con la policía. Paralizar la actividad, con la brutalidad, la crueldad, la violencia. Todo eso durante meses. Todo muy vulgar, superficial, infantil. La violencia continuada, es la guerra. Sean los motivos que sean.

* Hola, Julia. 

Buenos días.

Jiddu Krishnamurti – I am

YO SOY TODO
Soy el firmamento azul y la nube negra.
Soy la cascada y su sonido.
Soy la imagen grabada y la piedra en el camino,
Soy la rosa y los pétalos que caen de ella.
Soy la flor del campo y el loto sagrado,
Soy las aguas santificadas y el estanque quieto,
Soy el árbol que se arrastra entre las montañas.
Y la brizna de hierba en la calle tranquila,
Soy la tierna hoja de primavera y el follaje de hoja perenne.

Soy el bárbaro y el sabio
Soy el impío y el piadoso
Soy la impía y la piadosa
Soy la ramera y la virgen
Soy el liberado y el hombre del tiempo,
Soy lo indestructible y lo destructible,
Soy la renuncia y el orgulloso poseedor.
yo soy todo
pocos me conocen

No soy ni esto ni aquello
No estoy desapegado ni apegado,
No soy ni el cielo ni el infierno, pocos no soy yo
No soy ni filosofías ni credos,
No soy ni el Guru ni el discípulo.
Oh amigo
Yo contengo todo.

Estoy claro como el arroyo de la montaña,
Simple como la nueva hoja de primavera.

Felices son ellos.
Que se reúnan conmigo.

Aquí tienes otra canción sobre las mujeres. Otra maravilla, embriagadora, desgarradora. Como en realidad puede ser la vida.

AH LA SINFONÍA DE ESA CANCIÓN Jiddu Krishnamurti – George Stefanakis

#GeorgeStefanakis # ΓιώργοςΣτεφανάκης
AH LA SINFONÍA DE ESA CANCIÓN
Poesía: Jiddu Krishnamurti
Música: George Stefanakis
canta: George Stefanakis

¡Ah, la sinfonía de esa canción!
El santuario más interno
Está sin aliento con el amor de muchos.
La llama baila con los pensamientos de muchos.

El olor a alcanfor quemado llena el aire;
El sacerdote descuidado hace un canto;
El ídolo brilla, parece moverse,
Cansado de tal adoración sin límites.
Un silencio quieto retiene el aire.

Y en el instante
Una melodiosa canción de corazón infinito.
Trae lágrimas incalculables a mis ojos.

En una túnica blanca
Una mujer canta al corazón de su amor.

Del trabajo que ella no conocía,


De la risa de los niños alrededor de su pecho,
Del amor que murió joven,
De la tristeza en una casa estéril,
De la soledad en una noche tranquila,
De vida infructuosa en medio de la tierra floreciente.

Yo lloro con ella.
Su corazón se volvió mío.

Ella deja esa morada de santidad,
 Ansioso por la alegría del culto al día siguiente.

La sigo a través de la eternidad del tiempo.

O amor,
Tú y yo vagaremos
En el camino abierto del amor verdadero.
Tú y yo vagaremos
Tú y yo nunca nos separaremos.