Vivir es destruir, amor y construir. 03-03-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

755. Y, ¿te gusta vivir así? ¿Eso quieres que hereden -el conflicto eterno, las disputas, la crueldad- tus hijos, los nietos, las nuevas generaciones? Eso es egoísmo, insensibilidad, indolencia, ¿no?

 

 

756. ¿Cuál es el problema? La madre y el padre, son sagrados para los hijos -más aún si son pequeños-, ¿no? Entonces, el problema no es de la niña ni de la madre, sino de las autoridades que no tienen nada previsto para estas situaciones. Porque, no quieren solucionar la situación, ya que esa solución iría en contra de los fanáticos nacionalistas centralistas españoles, y tienen miedo de que no les voten.

Porque, primero deberían de dejar de llamarla y tratarla como una asesina. Pues lo que sucedió en el pasado está muerto y no sirve para nada. En toda guerra, todos matan como pueden. Y cuando se acaban las matanzas, todos tienen las manos sucias.

 

 

 

757. ¿Esa es la solución que das? Pues, así va a continuar el odio de unos contra otros. Parece que aún no hemos tenido bastante con tanta crueldad, violencia, muertes, torturas, encarcelamientos, etc.

 

 

 

758. La justicia no existe. Ni puede existir. Pues el más poderoso, siempre hace las leyes para favorecerse así mismo. Esto es así y siempre lo será, si no se demuestra con hechos -no con palabras- todo lo contrario.

 

 

 

759. He sabido de ti, al leer en el 'msn' de hoy el escrito, 'Wyoming contraataca a Hazte Oír con un autobús reivindicativo'.

Y creo que te has pasado, al decir acusando a los chinos de reeducar a sus compatriotas por la fuerza, para que no tengan tantos hijos.  Pues, sino lo hubieran hecho serían más de lo que son ahora: 1,357 de personas. Así que, ¿cómo comerían todos, tendrían casas, ropa, una vida decente? ¿Tú les enviarías parte de su sueldo para alimentarlos, etc.?

No seas fanática, fundamentalista, que todo eso, no sirve más que para complicarlo todo, generar más desorden, problemas.

 

 

 

760. No digas lo que no sabes. Pue si todos empezamos a decir cosas que no sabemos, que solamente suponemos, ese es el camino del enfrentamiento, de la guerra.

Eso es muy sencillo, es como si alguien dice que odias a tu suegra. ¿Qué dirías, qué contestarías? Dirías, a veces, sí; a veces, no.

Pero eso, es la vida: que incluye también el odio. Lo realmente importante, no es si odiamos o no. Lo realmente importante es lo que hacemos con ese odio.

Así que lo que vale, lo que cuenta, son nuestros hechos de la vida de cada día: si robamos, si somos injustos, crueles, brutales, insensibles al dolor de los demás.

 

 

 

761. Por cierto, muchos que participan en las guerras matan sin odio. Pues están tan enfrascados, tan dentro de sí y con lo que hacen, que la mente no puede odiar.

El mismo Santo Tomás decía que había que matar sin odio. Pues matar era preciso, para que el enemigo no te venciera. E impusiera su manera de vivir, que él, Santo Tomás, consideraba negativa, rechazable, repugnante.

 

 

 

762. Lo más bonito de la vida, es que el pasado está muerto, no se puede alterar, y por eso ya no cuenta.

¿No hemos visto nuestras caras, y los hechos que hacemos, cuándo estamos emponzoñados por los recuerdos del pasado, cuándo queremos venganza, vengarnos con la crueldad que nos consentimos, porque tenemos miedo al qué dirán de nosotros, que enloquecidos que nos ponemos? Es entonces, en esos momentos, cuando nos encontramos aislados, cuando somos los más peligrosos. ¿Sabes por qué? Porque no podemos perdonar. Pues cuando se perdona, uno se vacía de toda la maldad que hay dentro de nosotros, del odio, de la rabia. Y, es entonces, cuando la vida vuelve a ser feliz, ágil, fresca, cosmopolita, sin miedo alguno.