Vivir es destruir, amor y construir. 17-07-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

 

1931. Aunque siempre te he visto como una persona, en la que no se puede confiar, tus palabras halagüeñas, diciendo que eres humanista, de izquierdas, un comunista que lo va a repartir todo, etc., me confundieron. Porque, ahora resulta que eres un facha de derechas. Que está contra la libertad, la independencia de las personas, para que puedan ser autónomas, no dependientes de tiranos, dictadores. 

Diciendo, que las personas no están preparadas para ser libres, que necesitan pasar por una especie de examen, un escrutinio implacable legalista, en base a sus leyes que han inventado para blindarse y estar a salvo. Y, que lo tienen que hacer los tiranos, dictadores, que mandan. ¿Y, cómo un tirano, dictador, tiene que hacer las cosas de manera para que las personas sean libres, independientes, para hacer lo que necesitan? 

Y por eso, que no quieren la libertad, ponen e inventan toda clase de obstáculos, ya sean, burocráticos, políticos, falsedades, mentiras. Para que así, poder seguir disfrutando de las prebendas, de los beneficios que les reporta el ser dictadores, tiranos.  

Y para ello, necesitan que haya pobres, miseria, los más desafortunados, que prosigan las desigualdades. Donde unos tienen de todo, y a otros se les niega todo: de ahí las pensiones miserables, trabajos con sueldos miserables, condiciones de esclavitud en el trabajo, pues hay despido libre, sin ningún derecho digno para los que se emplean, para los que están en el paro.  

Por eso, estás acabado, como si fueras un loco, que no dice nada al derecho, que ni se entera de nada. Pero, que, en realidad está teniendo beneficios de estos dictadores, tiranos. ¿Qué cobras al mes, como dirigente político? ¿Cuánto dinero tienes en los bancos? ¿Cuántas casas tienes? ¿Cuántas prebendas recibes, beneficios inconfesables? ¿Qué cobras de las asiduas colaboraciones en las cadenas de televisión? ¿Qué haces con todo ese dinero, lo repartes entre los pobres, los menos afortunados?  Y, aquí están los verdaderos obstáculos, para que los tiranos, dictadores, corruptos, ladrones, inmorales, estén contra la libertad. 

Esto significa que, ni sabes lo que es la libertad, ni lo entiendes. Porque la libertad siempre está sustentada con la urgencia. ¿Pues si tú ves el fuego que te quema, verdad que no necesitas tiempo para responder al reto del fuego, que te puede hacer daño, destruir, matar?  

El ver algo en su totalidad, genera la acción directa, total, sin vacilaciones, sin dudas, sin tiempos favorables. Ahí está la urgencia de la libertad. Ahora has de descubrir, ¿por qué no tienes esa urgencia de libertad? Pues la libertad es amor.   

 

 

1932. Si no aceptamos la realidad, lo que es, lo que está ocurriendo. Nos dividimos de lo que está sucediendo. De manera que, la relación entre nosotros, no es posible.   

 

 

 1933. ‘¿Por qué todavía hablamos de libertad, cuando en realidad no la queremos?’ 

Tal vez, porque estamos abocados a ser hipócritas. No queremos aceptar la realidad, tal cual es. Por lo que seguimos divididos, en conflicto. Generando desorden, desgracias, maldades.   

 

 

1934. Hola Carmen. Gracias, por tus palabras. 

Lo mejor sería que no hubiera fronteras, nacionalismos grandes o pequeños, que no hubiera patrias, ni bloques, ni naciones con sus fronteras. Al igual que no hubiera policías, militares, espías, hombres armados. Pero, ¿es eso posible? El mundo siempre ha sido injusto, cruel: la esclavitud, el racismo, las castas, las razas, genocidios.  

Y aunque, todo eso todavía persiste, alguna cosa hemos hecho para que esa bestialidad, brutal, cruel, de los poderosos contra los que no lo son, no tenga impunidad, no sea legal, normal, cotidiano. 

En las naciones existe lo mismo: hay naciones que son pequeñas, dentro de otras que son grandes, que son oprimidas cruelmente. Hemos desarrollado la manera de hacernos daño, sin usar la violencia física, etc., mediante leyes absurdas, injusticas, robos, falsedades, mentiras. Y por eso, siempre está el hálito de querer ser libre de los tiranos, dictadores, sean quienes sean.    

 

 

1935. El grave problema es que, para que haya orden, hay que cambiar. Pero, cambiar quiere decir perder algo, del pasado, o algún proyecto del futuro. Y entregarse a la nada, al vacío.  

Y eso es pedir mucho a una persona, corriente, normal. Pues, quedarse vacío, sin nada, sólo lo que es necesario para subsistir, es algo que parece imposible. Es algo que la inmensa mayoría ni piensa en ello, ni se lo propone.   

  

 

1936. Por eso la revolución, ha de empezar, nacer dentro de uno. Y para que haya inteligencia, la mayor revolución posible, es preciso comprender lo qué somos, cómo somos, comprender de qué manera funciona el pensamiento.  

 

 

1937. Los carcas, conservadores, viejos, siempre están gagás, acabados. Esto, es el miedo que da el final de la vida. Merecen compasión, pobrecitos.

Esto quiere decir, que nunca han sido verdaderos comunistas, que lo han de repartir todo con los menos favorecidos, los pobres, los oprimidos, los que no han tenido nunca libertad.