Vivir es destruir, amor y construir. 20-03-2017

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

867. ¿Qué es la libertad sino respetar lo que cada uno crea, haga o no haga? Porque, si nosotros reprimimos a alguien algo, él también puede reprimir al que le reprime.

Ahora bien, las leyes básicas de convivencia están ahí, para que el desorden no persista. De manera que, toda ley justa, racional, igualitaria, tiene su valor y efecto. La función de la ley para que sea verdadera, ha de ser justa, libre de presiones, pasiones fanáticas, políticas, religiosas, comerciales.

Las religiones, para que reflejen lo sagrado, han de ser de dentro hacia fuera, es decir, han de ser íntimas. De manera que, cada cual puede tener una religión. Así los Estados, para ser justos e igualitarios, no han de beneficiar, ni identificarse en ninguna religión organizada. Aunque tampoco, las puede reprimir, ni abolir, perseguir, castigar, si está dentro de los parámetros de la ley, y la respeta escrupulosamente.

 

 

868. Las religiones organizadas, tienen dos pilares: los ricos y poderosos; y los pobres. Los ricos, porque tienen necesidades espirituales, y las religiones les dan una espiritualidad de diseño, a la carta, para que se sientan reconfortados; los pobres tienen también la misma necesidad espiritual, pero al ser más sencillos, manejables, caen en la idolatría, el paganismo, en la superstición, que es lo que son las religiones organizadas.

Los ricos, los poderosos, se aprovechan de las religiones, y éstas reciben ayuda, seguridad, ya que las defienden de los que no creen en ellas. De manera que han hecho una unión que perdura más mil años, que se ha convertido en negocio: tú me ayudas a mí y yo te ayudo a ti.

Y en medio de los dos, se encuentran los pobres, los menos afortunados, que son obligados, de una manera o de otra, a creer y obedecer las creencias religiosas. Por eso, los sumos sacerdotes, los Papas, se relacionan, con los altos dirigentes de la tierra; ya que entre los dos la manejan, la dirigen, la explotan.

Así que, mientras haya pobres, deseosos de dejar de serlo, las religiones les dan una vana esperanza, les dan un paraíso para el futuro siempre y cuando cumpla con los dogmas y preceptos de su religión.

 

 

869. Eso es la mafia a la que me he referido. Sin mentiras, falsedades, engaños, las religiones no podrían ser. Porque, en la esencia de las religiones organizadas, han de haber falsedades, engaños, supersticiones, para poder dominar a las personas, sobre todo a las más vulnerables, incultas, superficiales.

Por eso, los relatos, las narraciones, las historias, son extrañas, alucinantes, nada que ver con la realidad. Por lo que, las personas que creen en ellas, son aún más vulnerables, manejables.

 

 

870. La esencia de la religión es la libertad, que es amor. Pero para que haya libertad, ha de haber justicia, no robar, no ser corruptos ni inmorales.

 

 

871. Eso es lo más normal en una democracia: manifestarse contra lo que sea. Pero parece ser, que a veces, cuando mea un gato, eso sí le interesa al establishment, lo convierten en noticia de portadas informativas.

 

 

872. ¿Una persona religiosa, puede votar a personas corruptas para que manden? No. Porque el corrupto, roba el dinero que tiene que destinarse para que la vida sea saludable, confortable.

De esa manera, el corrupto que roba, les está haciendo un grave daño a todos los demás, que necesitan que los servicios sociales operen adecuadamente, para eludir el sufrimiento y el dolor que genera el desorden de lo inadecuado.

 

 

873. Toda práctica, ya sea de ejercicios espirituales, caritativos, relacionales, de concentración, ¿no nos embota la mente, la hace insensible para poder ver la realidad, ver la verdad de lo que es la vida? Pues toda práctica, nos atrapa, y por tanto nos divide del presente, del ahora.

Sólo la libertad, es lo que nos hace auténticos, llenos de belleza, sin conflictos.

 

 

874. Gerard Benerink. Por eso, la información es esencial para que se vea la realidad de la vida. La vida es como un accidente, que no se puede entender. Y, por tanto, la vida está llena de accidentes, que es lo desconocido.

Por eso, el recibir la información precisa, verdadera, también es un accidente, lo nuevo. De manera que, solamente podemos estar activamente alertas, atentos a todo lo que sucede. Pues, lo nuevo, lo verdadero, lo que ha de llegar nadie sabe lo que es.

 

 

875. La espiritualidad, es un estado en el que uno no quiere estar divido ni en conflicto. Y. como eso no se puede conseguir plenamente, totalmente, uno ha de descubrir el por qué es que siempre nos dividimos, llega el conflicto.

Hemos de comprender el miedo, la inseguridad, los deseos, la necesidad del placer sin quedar atrapados en él, haciéndonos dependientes, adictos, siempre en su persecución. Ya que la espiritualidad, abarca la vida en su totalidad.