Torni Segarra

Seleccionar página
4786.  Aún habría más confusión y caos. Pero ahora sería con una relación entre la metrópoli con una colona a seis mil kilómetros de distancia.
 
4787. Si el observador es lo observado, es decir todos somos iguales básicamente en lo psicológico, nadie se puede escapar de sentir dolor. Esto es difícil de ver, porque el ‘yo’ puede decir que actualmente no tiene. Pero, si nos llega un reto altamente perturbador, el dolor estará ahí. Dolor quiere decir ansiedad, tristeza o depresión, agresividad, violencia, brutalidad y crueldad, miedo.
 
4788. Sí, Sergio, estoy de acuerdo contigo. Y por eso, ¿por qué tengo que responder negativamente, airado, si me dicen que soy esto o aquello? Si es cierto, ¿por qué lo niego? Y si no es cierto por qué le doy importancia. Por supuesto, que nosotros podemos hacer bien poco o nada para que las personas respondan a lo que les decimos. Porque, en definitiva cada cual es libre para responder como quiera.
 
4789. La cuestión no es ver. Sino que hacemos cuando vemos. Pues vemos como si no viéramos, ya que no respondemos a eso que vemos.
 
4790. ‘Las cosas buenas pasan a quienes las esperan. Las mejores a quienes van a por ellas’.
Si fuera así de sencillo viviríamos en el mejor de los paraísos. Primero está el ser afortunado según el lugar y las circunstancias cuando nacemos. Y luego hay que hacer algo, tener esa inclinación y sensibilidad para tener la posibilidad de vivir humanamente, con humanidad y el fuego de amar.
 
4791. ‘Si el pensador es imaginario o falso entonces ¿por qué el pensamiento crea al pensador?’
Porque es lo único que conoce. Y cree tener. Aunque sea creer en imágenes, en una ilusión. Es eso mejor que la soledad de la nada. Y por eso se agarra a esa invención e ilusión.
 
4792. El amor es todo eso y más. Porque el amor lo abarca todo. Y todo quiere decir todo: lo que creemos que es el bien y el mal, los polos opuestos, las contradicciones. Pues el amor es lo nuevo lo que nadie ha tocado.
 
4793. Amigues Invisibles. El principal problema que tenemos es que nos creemos que somos mejores que los otros. Pero como eso no es una realidad, eso es el ‘yo’ operando, es cuando decimos toda clase de tonterías, nos inventamos una personalidad que nada tiene que ver con nuestra manera de vivir de cada día, de cada instante.
Es muy fácil despachar a alguien con una opinión. Pero eso que decimos de los otros, resulta que nosotros también lo somos. Y por eso es que el que tiene miedo de perder, ese no quiere la revolución. Quiere el juego infantil, superficial, del entretenimiento.
 
4794. Estar despierto es no tener ningún conflicto. ¿Es eso posible? No lo aceptemos sin más, investíguemoslo. Sólo es posible cuando no huimos de los conflictos, cuando los comprendemos y vamos más allá de ellos.
 
4795. El despertar ha de ser ahora, no luego, mañana, dentro de unos meses o años. Porque el dolor es ahora. Cuando un sediento nos pide agua, eso es ahora. No podemos no estar despiertos en ese instante para responder a ese reto.
Todo lo demás son ideas, teorías, no hechos, una ilusión, un entretenimiento, un escape.
 
4796. ¿Jugar con los animales sabiendo que van a perder tiene algo de compasión con ellos? El mismo hecho de retenerlos, obligarlos a estar con nosotros, ya es crueldad, violencia hacia ellos.
Los animales son inferiores a nosotros, por eso en toda relación con nosotros pierden, pues los esclavizamos de manera que dependen de nosotros para comer, beber, hacer sus necesidades. Lo que quiere decir que la relación con los animales es un negocio. Y en un negocio el que gana es el más espabilado, astuto, el más desarrollado, perdiendo los otros.
Así que si amamos a los animales, mirémoslos, observémoslos, pero no los toquemos ni llamemos ni menos aún atrapemos.
 
4797. El amor es la unión de todo, lo abarca todo, nada queda excluido.
 
4798. Todavía harán más asnadas. Pues el desorden y la confusión, el conflicto que tienen no es una tormenta veraniega, es un cambio de paradigma en el que se tienen que ver tal y como son: algo que ya no tiene razón de ser, es viejo y está ante su destrucción, la muerte.
 
4799. ‘Una de las sanciones por negarse a participar en la política es que terminas siendo gobernado por tus inferiores’.
Sean quienes sean los gobernantes no van a poder solucionar los problemas. Ellos si fueran inteligentes lo habrían de saber. E informarlo a los que los votan. Y a partir de ahí, tal vez, surgiría otra manera de gobernar que nada tendría que ver con la mentira, el engaño, los lavados de cerebro.
 
4800. Sin perdón, que es liberación de la energía constreñida y distorsionada, no hay amor. Sin perdón hay miedo, con perdón hay gozo y alegría, libertad.