Torni Segarra

Seleccionar página
4801. En la inacción hay acción total.
 
4802. ‘No discutas con un estúpido, te hará descender a su nivel y ahí te ganará’.
Ganará porque agotan con sus estupideces, su negatividad, su tozudonería, miedo y locura.
 
4803. ¿Solamente una parte es muy poco para los ricos que son, lo que cobran? Ellos se han convertido en los nuevos ídolos a los que todo se les facilita y consiente.
 
4804. Pero si comprendemos, al que nos hizo daño, por qué lo ha hecho, que es lo mismo que hacemos nosotros aunque sea a otro nivel, entonces el perdón quiere decir que se ha quemado todo ese hecho que nos hizo daño. Si hay comprensión, que es inteligencia, todo queda resuelto. Porque esa comprensión esa inteligencia es el amor operando.
 
4805. ¿El dolor es la enseñanza? Sin dolor la vida en la tierra no podría ser. Pues el dolor es lo que nos sujeta, nos frena implacablemente.
 
4806. Lo que ha ocurrido con el estallido de la violencia, y todas las destrozos y estragos, es que los que aún no sabíamos muy bien quiénes eran los okupas, ahora ya lo saben. Se ponen fuera de la ley. Pero quieren que los demás lo cumplan. Que es lo que hacemos todos sin excepción. Ahora bien, la diferencia está en la facilidad de algunos de ellos a la hora de emplear la violencia.
 
4807. Son personas que en ese momento se sienten libres y pueden darse amor. Es lo que tienen los modernos, progres, que pasan de las tonterías de los carcas, de los fanáticos religiosos. Pero, por supuesto que los que no lo pueden hacer les provoca celos y envidia, desazón y odio.
 
4808. La religión es algo íntimo, cosa de cada cual. Y a nadie se le puede obligar a que renuncie a ella. Ni tampoco imponerla a los que no la necesitan. Ya que nos convertiríamos en inquisidores, brutales y crueles.
 
4809. Susie. La religión, o lo que sea, se convierte en un peligro, en un veneno, cuando se impone a los demás a la fuerza. Porque la religión es libertad para poder mirar y ver, de manera que nos convirtamos en seres humanos libres. Sin malicia ni rencor, sin autoritarismo.
¿Dónde hay esfuerzo puede haber amor?
 
4810. Cada cual que crea lo que quiera. Pero que no obligue ni moleste a los que no creen en nada ni en nadie. De lo contrario, al obligar, vamos a generar desorden, confusión, conflictos.
 
4811. Susie. No le he dicho por ti. Lo he dicho porque algunos deben de haber celosos. No porque sea Obama, sino porque cuando a alguien le sale algo bien, los seres humanos somos celosos, vanidosos, envidiosos, y todo lo demás.
 
4812. ¿Cómo pueden unos subdesarrollados mentalmente, dirigir un Ayuntamiento? Como lo son, por eso son racistas y xenófobos, llenos de odio, aislados como una cuadrilla de enloquecidos.
Pero, ¿quiénes les votan? Ese es el problema.
 
4813. Cuando hablamos del futuro, de lo que puede y tiene que ser, no es eso ignorancia. Pues, el que dice que sabe es que no sabe. Es decir, lo nuevo es lo que no ha sido tocado por nadie. Y por eso lo nuevo, lo no pensado, es el amor.
 
4814. No quieren que sean delincuentes, no quieren que se droguen, pero no hay trabajo, viven en favelas -chabolas- con su miseria y su hambre. Y luego delante de ellos derrochan el dinero en festivales futbolísticos como si estuvieran en el paraíso.
 
4815. Lo que quiere decir, que hay que empezar por hacer lo que haría Dios. No esperar a que lo haga Él. Sino nosotros ser su herramienta, su mano. Parece ridículo y absurdo, pretencioso, una vanidad, pero a la vista de los resultados no lo es. Solamente hay que empezar a hacerlo.
 
4816. Lo nuevo no ha sido todavía. Por eso es nuevo. Eso es el amor. Pero vivir a ese nivel nos da pánico. Decía un santón de India, que el verdadero devoto era aquel que no volvía a casa ni a por la toalla. Pasaba de todo. Sólo importaba la libertad.
 
4817. Si eso parece evidente. Pero lo más sangrante son los dos millones que viven en las favelas. La clase media tiene empleo, come, tienen casas decentes. Y tienen la suficiencia prestancia para ir a todos lados sin ser rechazados. 
 
4818. Cuando profundizamos en los hechos, vemos que el bien y el mal son incomprensibles, ya que se funden, están relacionados. Y, o se acepta o no. Los cristianos dicen: dios escribe torcido según los hombres, pero recto para el plan divino. O los designios de dios son inescrutables. 
Además cuando sucede algo, por espantoso que parezca, ya está hecho. Y no se puede alterar. El perdón, el deseo de venganza, el odio, etc., ¿qué sentido tiene eso para la vida? Es el miedo de que se repita en nosotros, lo que nos convierte en animales rabiosos. Y entonces, es cuando nos hemos de preguntar -si queremos-: por qué es que ha sucedido eso, ya sea a nosotros o cualquier otra persona.