Torni Segarra

Seleccionar página
6376. El miedo es ignorancia. Y por eso somos egoístas. Pero el miedo también genera insensibilidad, indiferencia, ante el dolor de los menos afortunados. Ese es el verdadero problema: porque los hambrientos han de comer, los miserables han de dejar de serlo, los opresores autoritarios, dictadores tiranos, han de ser compasivos.
 
6377. ‘Cuando desees sabiduría e inteligencia tanto como tú quieres respirar, es entonces cuando lo tendrás’.
Porque la sabiduría e inteligencia es ver la realidad tal cual es. De manera que esa intensidad en el ver es la misma acción libre de división y conflicto.
 
6378. Cuando nos damos cuenta que todos tenemos un libro que es el condicionamiento mental, es cuando empezamos a tener discernimiento, que trae el orden.
 
6379. La amistad puede ser o no la exploración para reunir la esencia de la vida.
 
6380. ‘Es desde el corazón que nos alineamos con la Voluntad Divina. ¡Usted vive para siempre! Su conciencia no puede extinguirse porque es el mismo Dios que reside dentro de ti. Todos somos uno! Babaji –gurú, maestro, yogui-.’
Para que eso sea nosotros no podemos ser conscientes de ello. Porque el que está consciente es el ‘yo’, que es el que obstruye el que se pueda estar más allá del tiempo, el que sea la eternidad.
 
6381. Sin una buena relación con las personas con quienes vivimos, no puede haber felicidad.
 
6382. ‘Si un paseo a la luz de los otros, para que la luz nos quite la oscuridad, no importa quién es el que ofrece la luz.’
Todo lo que existe tiene su propia luz. Los hombres todos la tenemos internamente, de manera que en la oscuridad podemos ver luz.
Aunque, los que más luz tienen iluminan momentáneamente a los que tienen menos luz.
 
6383. ‘Ve a buscar a ti mismo primero.’
No hay que buscarse a uno mismo. Hay que verse a uno mismo, sin búsqueda ni deseo.
 
6384. Cuando uno busca con un objetivo, aunque lo encuentre no será lo verdadero. Pues lo verdadero es lo que nadie ni nada ha tocado, lo nuevo, lo inmaculado. Y eso sólo puede ser sin objetivo.
 
6385. Sin el vacío de la mente no puede haber meditación. Vacío de todo lo que somos, de lo que no queremos ser, todo fruto del condicionamiento.
 
6386. Todas palabras. Y las palabras por sí mismas no tienen ningún sentido ni significado, ningún valor.
 
6387. La nada es la nada, lo que no se puede describir.
 
6388. Carmen. Cuando el río suena agua lleva, Y ese río está sonando mucho tiempo. El dictador fascista Franco -casi nada- quiso acabar con eso que tanto trivializáis, pero no puedo. Y eso que usó la sangre -muertes-, esfuerzos y lágrimas a mares.
Algo tiene que haber en ese problema, que algunos lo quieren infravalorar, trivializar, con insultos, odio, rabia, celos. Pero no, así no se va a solucionar.
 
6389. Cómplices debe de haber muchos, pues tantos años consintiéndolo, haciendo ver que todo era limpio, eso da para mucho. La cuestión es: ¿Saldrán a la luz todos los corruptos, ya sean cómplices o participantes directos con esa corrupción, además de las suyas propias?
 
6390. Hay otro muro, también vergonzoso: el que ha construido Israel para dividirse de los palestinos árabes. Donde ya ha construido cientos de kilómetros, de un proyecto total de 721 kilómetros.
Y otro muro vergonzoso hay en Estados Unidos de centenares de kilómetros construidos, de un proyecto de 1123, para cerrar el acceso por Méjico.
 
6291. Entonces, ves como tú, Ana, tienes todas las coartadas para tus amigos. Pues como te dije ayer, los otros que quieres creer que son tus enemigos, también tuvieron sus coartadas para construir ese muro que vemos vergonzoso -como lo son todos los muros-, un fracaso en las relaciones entre las personas.
 
6292. ¿Y qué se consigue al ajusticiar a una persona si lo que ha hecho ya no se puede cambiar? Es el odio, la sed de venganza, la neurosis que arrastran los parientes de las víctimas por el shock recibido, lo que sostiene la pena de muerte.
El resultado es el mal ejemplo que dan: Yo sí que puedo matar –con todo el tiempo para pensarlo, juzgarlo, etc.-, pero tú no lo puedes hacer. Y si lo haces te mataré.
Es curioso es que Estados Unidos, aun teniendo la pena de muerte en muchos estados, siga siendo un país de las más violentos del mundo.