Torni Segarra

Seleccionar página
4409. Esa es tu opinión, que no vale nada -como la mía tampoco-. Lo que vale son los hechos. Y todos los problemas que tenemos -sean existenciales, políticos, de celos, envidias, de odio-, eso es un hecho que no se puede cuestionar. Así que, Miguel, si quieres hacerte un bien y hacerlo a la sociedad, a los demás, empieza por liberarte de tus odios, envidias y celos. Todo lo demás no tiene ningún valor, todo lo demás –la realidad, la verdad-nos llegará por la fuerza de los hechos.
 
4410. Es curioso los sensibles que nos ponemos cuando nos lavan el cerebro para que defendamos nuestro nacionalismo –que creemos que es el único bueno, como también creemos que nuestra violencia es la única buena-. Cuando el nacionalismos es divisivo, generador de conflictos. Por tanto, ya volvemos con lo de siempre: el problema no es el nacionalismo de mi vecino, el problema es mi nacionalismo. Y si yo puedo dejar de ser nacionalista, ya no me molestarán los que siguen siendo nacionalistas. Y así con todo.
 
4411. Ya te quieres escapar, huir, sin atenerte a la realidad. ¿Por qué si el nacionalismo, que lo consideramos tan malo, lo hacemos nuestro, lo defendemos, luchamos por él, hacemos terrorismo, toda clase de violencia, hacemos la guerra? Atente a eso, Daniel.
Si yo veo que el veneno que toman los demás, y yo también, es un peligro que me puede matar, en el mismo momento que lo veo, aparto el veneno, no lo tomo.
¿Por qué no hacemos eso mismo con el nacionalismo, lo justificamos, nos excitamos, lo glorificamos, contando historias, inventando historias, si todo ello nos pone en conflicto con los otros nacionalismos? Podemos decir, como excusa y justificación, que los otros no van dejar de ser nacionalistas. Y eso mismo se puede decir de los corruptos: ¿Hace falta para dejar de ser corrupto, el que todos también dejen de serlo?
 
4412. No estoy hablando de la corrupción de una persona, de una institución, de un país, estamos hablando de mi corrupción, de la tuya, Mirentxu. Porque, si nuestra corrupción no la vemos, no la aceptemos sin huir de ella, no la podremos comprender. Y sin comprensión el problema de la corrupción seguirá en nosotros.
 
4413. Es lo mismo, Mirentxu, porque la mentira, la manipulación y la falsedad, es corrupción.
 
4414. Entiendo que creas que tu nacionalismo es el adecuado, el que tiene toda la validez, el mejor, etc. Pero el problema está cuando hay millones que dicen que eso no es así, porque hay un contencioso entre vecinos.
Entiendo en que uno tenga cariño, afecto, por su lugar de nacimiento, o donde vive. Pero hacer de eso un problema, es cuando aparecen los problemas de los nacionalismos, patriotismos, las banderas.
Las personas tenemos que vivir con los menos problemas posibles, pues el vivir en sí ya es un problema. Entonces, ¿para qué generar más problemas por el derecho de hablar una lengua, por el derecho de tener un ordenamiento, una legalidad, que otros no quieren?
Al final todo se trata de libertad, de respeto, de humanidad, como con las parejas, los matrimonios, que si no funcionan bien todo se disuelve de una manera educada. ¿Tan difícil es ser educado, no grosero, ni violento, ni cruel?
 
4415. Pon: A está contra B. Y, B está contra A. ¿Cómo se resuelve esa cuestión?
 
4416. Todo se basa en el respeto a la libertad. Si tú vives con 10 personas y 6 obligan por la fuerza algo a las 4 restantes que no quieren, eso no se aguanta. Y por eso antes de lo que digan las personas, sus leyes que han inventado y creado para su conveniencia, está el sentido común para que no haya conflictos, violencia y guerra.
¿Qué es la democracia sino el gobierno de la mayoría pero con los pactos y coaliciones con los demás? Porque si no todo sería ingobernable.
 
4417. Con todos los respetos, Juan Manuel, hasta que no veas tu condicionamiento y hagas algo al respecto para ir más allá de él, no se puede aclarar ni investigar. Porque tu condicionamiento te genera fanatismo, hasta el extremo que ya estás dispuesta a hacer la guerra.
Pero cuando uno no quiere no hace la guerra. Por eso, como hay infinitas maneras para defender o descartar la guerra, es cuando la aparto de mi vida, de las personas que amo, de los animales, de los árboles, de todo lo que tiene valor. Porque sé que la guerra lo puede destruir todo.
 
4418. Si queremos ser libres no hay que seguir a mentores, ni a gurús ni maestros. Pues, ellos están igual de confusos como nosotros: viven con miedo, confundidos, son divisivos, tienen conflictos. Así que, no podemos confiar con nadie para ser libres. Pues la libertad es amor.
 
4419. Dios, si existiera, estaría más allá de todo lo de los humanos. Por tanto, a dios, no se le debe ni él quiere recibir nada de nosotros, de nadie. Porque, dios todopoderoso. Incapaces de comprender, porque nosotros no lo somos. Por eso, es que he empezado a escribir condicionalmente, diciendo: si existiera dios.
 
4420. Cuando uno es tanto el observador como lo observado, ¿no vamos más allá del tiempo psicológico? Y el tiempo psicológico es la actividad del ‘yo’.
 
4421. Somos diversos físicamente en algunos aspectos. Pero en el ámbito psicológico, espiritual, todos somos básicamente igual. Todo el género humano.