Torni Segarra

Seleccionar página
4422. Hay un momento cuando todo de acelera que sólo hay percepción y la acción, sin que pueda actuar el ‘yo’. Lo que suceda es el orden que está más allá de nuestros deseos.
 
4423. Señores, no hay noticias del caos y la anarquía en Libia. Parece que la mala conciencia de haber hecho un golpe de estado contra Gadafi, ayudado y promovido por Europa y Estados Unidos –la OTAN-, y por las dictaduras petroleras árabes, les hace que escondan ese estado fallido que han generado.
Por lo que demuestran, como sucede muy a menudo, que no son demócratas. Quieren, pero por lo visto no pueden. Y no pasa nada. Solamente lo tienen que recordar, aceptar para no ser tan brutales y crueles.
 
4424. Por favor, Vivek, ¿por qué no escribes bien las palabras? No las entiendo si no están completas.
 
4425. Alex. Podrías traducir ese texto para que lo podamos entender. Los que no entienden hindi, malayalam, o el idioma en que se ha escrito el texto, no podemos saber lo que dice. Gracias.
 
4426. Los católicos, y las autoridades que les toleran el poder, nada más les interesa su catolicismo, ni judíos ni moros ni jehovás ni protestantes. Sólo si cualquier grupo religioso o racial, tuviera mucho dinero y poder podría cambiar esa dinámica. Como pasa con las dictaduras petroleras, que Estados Unidos y Europa les consiente todo, sin rechistar.
 
4427 Y de momento no se ha acabado. Pero como siempre ocurre, unos se colocarán en el lugar que la vida les depare, otros morirán de hambre, de enfermedad, de tristeza y miseria. Y cuando todo eso sea visto como las muertes por accidente en carretera los fines de semana, puentes y vacaciones, nos acostumbraremos y no pasará nada. Hasta que otra nueva situación nos golpee nuestras vidas mezquinas y nos demos cuenta que no vivimos en el mejor de los paraísos.
 
4428. Vivek. ¿Por qué no puedes escribir correctamente, como se escribe en los libros y diarios para que todos los que lo lean lo puedan comprender? Porque la jerga particular de cada uno, son pocos las que la conocen y entienden.
 
4429. El problema no llega hasta el momento del accidente, donde ya no se puede evitar. ¿Cómo responderá el conductor, si no puede operar el pensamiento, es decir no puede decidir? Esa es la cuestión, Prashant.
 
4430. Es el cerebro que quiere frenar. O quiere, pero no puede. Porque hay una acción que nace del desorden y posiblemente acabe en más desorden.
 
4431. Alex, eres tan amable de traducir eso que has escrito.
Te recuerdo que este grupo no es hindú ni americano ni ruso ni francés. Y nos comunicamos en inglés.
 
4432. Si fuera como tú dices, actuar de una manera apropiada de responder a un peligro, habría desgracias.
 
4433. Hola. Olya.
Hace unas semanas estuvimos compartiendo unos comentarios sobre lo que ha sucedido y sucede en Ucrania, sobre los judíos, los nazis, etc. Como acabó sin poder comunicarnos realmente, llegando a la raíz de los problemas, si quieres podemos investigar ahora por este medio.
Creo que será adecuado para que nos podamos conocer internamente. Y también cada uno más al relacionarnos con el otro. Se lo sugerí a Read Jiddu Krishnamurti y estuvimos investigando, intercambiando comentarios para aclarar todo.
Si entiendes el español y prefieres que te escriba para practicarlo, me lo dices. Ahora te lo envío bilingüe, es decir en inglés y español.
 
4434. No se trata sólo de ucranianos o rusos. También están los Estados Unidos y Europa –la OTAN-, que tienen sus intereses económicos y estratégicos.
 
4435. Los que temen algo que perder no quieren la revolución.
 
4436. Todos sabemos lo que es la libertad. Ahora lo que hace falta es que los demás nos dejen ser libres.
Y como no nos van a dejar ser libres, nosotros hemos de serlo.
 
4437. El problema está en querer controlar lo incontrolable.
 
4438. Sí, Olya, la política, lo que sucede, las noticias, aunque tiene su lugar, no es lo definitivo. Lo que realmente importa es lo que nosotros hacemos en nuestras vidas, cómo encaramos los retos que nos llegan. Pues, desafortunadamente, todo está corrompido por la división que nos genera conflicto. Ya que vivimos divididos entre mujeres y hombres, viejos y jóvenes, cultos e incultos, ricos y pobres; enfrentados en los deportes, en la religión, en la política, en las ideas y teorías. Y con toda esa manera de vivir queremos poner orden.
Para que venga el orden hay que comprender y descartar el desorden. Y para ello hemos de ser capaces de descubrir la manera cómo opera el pensamiento y su invento que es el ‘yo’. Pues mientras el ‘yo’ funcione, todo el viejo sistema divisivo de la sociedad, con su corrupción e inmoralidad, seguirán funcionando.