Torni Segarra

Seleccionar página
7017. Los políticos como Obama, al no tener una ideología clara y determinada, siempre son más desconcertantes que los que sí que la tienen. Porque el conocer a uno a dónde quiere ir, da una sensación de seguridad.
Obama, entra en la categoría de los Kennedy, Jimmy Carter, Tony Blair, Zapatero. Todos tienen un gran atractivo hacia las personas normales, sencillas, corrientes, que son la mayoría. Pero los odian las personas extremistas, fanáticas, racistas, carcas, tanto de derecha como de izquierda.
Porque esos carcas, racistas, fanáticos, ya tienen establecido un plan previsto, al que se agarran y quieren que prosiga. Ese plan es el que a ellos les da poder, riqueza, dinero, privilegios, desde siempre. Y es por eso, por lo que les hacen ser racistas, brutales y crueles, insensibles al  dolor y los problemas de los demás, de los menos afortunados.
 
7018. Ayer en…, hablaron de ti en relación con ese mundo de la violencia que siempre llevas contigo, ya que no te liberas de él. Y puede que te hayas hecho adicta a todo lo que eso lleva consigo: poder para seguir viviendo como lo haces, removiendo el pasado, esa sed de venganza que nunca se acaba y parece no tener fin. Que por lo visto os da réditos, beneficios políticos, etc.
Tantas veces que decíais: ‘Sin violencia se puede conseguir todo.’ Pues ahora no hay ya violencia, desde hace tres años, pero vuestras pegas, tonterías, celebraciones, romanticismo con su sentimentalismo y emociones, el nacionalismo centralista español, os tienen empantanados. De manera que siempre tenéis esa violencia, que ya ha pasado, que está muerta, en vosotros.
El que no quiere una cosa, sea la que sea, acaba con ella ahora.
 
7019. Hay un problema para los que dicen que quieren ser puros, legales, enteros. Y es que no lo pueden ser.
Por eso, ellos deberían informar, explicar, que a pesar de no poder ser puros, limpios, no corruptos, así y todo son los más adecuados. Pues ellos son los que tienen más capacidad de poner orden, descartar la confusión, la ignorancia.
El nuevo partido político  ‘Podemos’, y su cúpula de dirigentes, tienen ahora ese problema: que la verdadera democracia, la horizontal, es inviable para la política. Pues para hacer verdadera política se tiene que conseguir el poder. Y claro, todos los otros que también lo quieren hacen que se genere la competición, el esfuerzo por conseguir la victoria, el poder.
O sea, que la victoria, el vencer –materialmente, o de cualquier otra manera no material: psicológicamente, espiritualmente-, es cosa de los más poderosos. Y el más poderoso, por la fuerza de los hechos, genera una élite –ya sea de él mismo, o con unos cuantos elegidos como él-. ¿Es eso una verdadera democracia? Cuando se comprende y se ve todo el panorama, sí. Si no se ve ni comprende, como genera celos, envidias, riñas, contienda, no es posible la democracia. O será una democracia confusa, caótica, anárquica, que no servirá para conseguir y consolidar el poder. A no ser que se imponga con una dictadura, por lo que ya no será democracia.
 
7020.   Vamos a aclararlo,  Ana: los ricos, los empresarios, banqueros, los aristócratas –incluidos los reyes, príncipes, etc.-, si se arruinan, ¿verdad que querrán seguir viviendo como antes de arruinarse? ¿Es eso posible? Parece ser que no. Por lo que se hacen llorones, pedigüeños como todos, sin importarles el ridículo del arrastrarse por el suelo, sin importarles falsear la realidad para acomodarla a sus intereses y necesidades de ricos caprichosos. Pues eso mismo, nos sucede a todos.
Pues ese paradigma del que quiebra y sus peticiones, es el mismo para todos. Lo  que sucede es que un pobre comprende más a un pobre en sus problemas. Y un rico comprende más a un rico en las necesidades de un rico que se arruina.
Así que mientras no nos desacondicionemos de eso que somos, seguiremos dominados por los perjuicios de raza, de clase, de casta. Siendo más simpáticos, ayudando más a los que decimos que son los nuestros.
Algunos creen que viajando se harán más igualitarios, demócratas, cosmopolitas, pero eso es otra ilusión más, Ya que los poderosos, los reyes,  los ricos, los políticos, los muy famosos, no paran de viajar y siguen siendo igual de corruptos e inmorales como siempre: nacionalistas, identificados en ideas y teorías religiosas o políticas. Es decir, es la identificación la que nos hace mezquinos, la que nos hace que enriquezcamos, la que nos hace que nos arruinemos. Y todo lo que eso lleva consigo de miseria y degradación.
 
7021.  Aunque hay más actores  que no quieren la libertad, la independencia -los más poderosos, que verdaderamente son el obstáculo, el escollo-: la monarquía del reino de España, los miles y miles de empresarios, los ricos, los poderosos, la mayoría de los jueces, las personas influyentes, que la apoyan. Además, de la Iglesia católica y sus millones de fieles. Y los nacionalistas centralistas españoles, personas sencillas y normales, que están condicionadas para serlo.
 
7022. No. La conciencia no es ningún invento del pensamiento. La conciencia es la manifestación de la energía que todo lo abarca y conmueve. Incluso estás palabras no tienen valor ni significado, ante ese misterio y grandiosidad de la conciencia. Por lo que la conciencia es.
 
7023. Porque la belleza es la verdad. Y la verdad abarca tanto lo fácil como lo difícil, lo bonito como lo que creemos que no lo es.
 
7024. La ambición es destructiva porque fuerza la dinámica de la naturaleza. Ya que el ser humano puede destruirla, aunque él mismo se destruya también. La belleza tiene todo el tiempo, ya que lo destruye, va más allá del devenir, de lo temporal.