Torni Segarra

Seleccionar página
4937. ‘Cuando no hay crisis en el interior, no hay crisis en el mundo.’
No hay crisis en el mundo para nosotros. Pero sí para los demás. Es como el estar sano. Eso no quiere decir que no exista todo lo feo y horrendo de una enfermedad.
 
4938. La vida no tiene ningún sentido aparente. Sólo parece como un video juego de los dioses para distraerse. Pero no sabemos nada. Nada sabemos más allá de lo doméstico: que el sol calienta y la noche es oscura, que después de un tiempo corto o largo vamos a morir.
 
4939. Sí, sí, Tega. Pero mi placer puede que sea tu dolor. Mi felicidad, tu sufrimiento.
 
4940. Sigue el genocidio contra los árabes palestinos por los nazis de Israel.
 
4941. Esa es la suerte de los jóvenes y los novatos: que hasta que no fracasen siempre tienen el crédito para hablar y actuar.
 
4942. Bueno si los encierran, allí podrán comer y dormir, lavarse, etc. Aunque sea de manera gubernamental, autoritaria.
 
4943. ¿Cómo se sabe eso? Pues parece ser que dios o el universo, la naturaleza, no admite excepcionalidad. Y además, ¿cómo dios es tan cruel y racista de darle todo a un solo hijo y a los demás dejarlos con todas las miserias humanas?
 
4944. Sí que se enteran. Pero cuando huelen a la verdad, les entra pánico y se bloquean. Y tienen miedo de meter la pata y a sus jefes.
 
4945. Sigue el genocidio contra los palestinos por los nazis de Israel. ¿Lo harían eso contra los ingleses, alemanes o norteamericanos? Ahí habría que verles la chulería que tienen, si es verdad o es la ley y la crueldad del más fuerte, que está enloquecido desde hace setenta años. Ya que no sabe convivir con sus vecinos. Y si no hay una buena relación, eso quiere decir que eres un mezquino, desgraciado, miserable.
 
4946. Digan lo que digan la propaganda que se encarga de lavar los cerebros, lo más sagrado que hay es la libertad y la independencia. El que no lo entienda, tendrá que ponerse a ello para así ser más respetuoso, educado, serio. Para así tener una vida más plena, sin miedo que le digan que es un dictador, tirano, que obstruye la libertad.
Libertad que da sentido a la vida, que es más que una palabra: lo más espiritual y sagrado. Si no hay libertad todo es feo, sin belleza.
 
4947. Me parece que llevar un rifle AK a la espalda en un lugar donde no hay guerra, es un vanidad y exhibicionismo. Como ser adicto al tabaco y llevar un cigarrillo entre los labios.
También podríamos decir: el que teme, algo debe.
 
4948. ¿A cuántos han matado estos terroristas sociales? Seguro que millones. ¿Por qué no hay ahora manifestaciones anti terroristas? Es el lavado de cerebro que lo banaliza, lo esconde con superficialidades y entretenimientos. Por eso, todo poder es sospechoso de mentir, falsear la realidad, de corrupción e inmoralidad.
 
4949. Con tal de asegurarse el trono podremos ver las cosas más sorprendentes: juntarse con los más carcas y fanáticos, y con las personas más modernas que viven su vida en un cambio permanente.
Por eso, lo importante ahora son los hechos, las leyes, no el exhibicionismo, las fotos.
 
4950. Puri. Qué el fanatismo no te confunda, porque entonces estarás perdida.
 
4951. La hipocresía de hablar contra alguien, pero de hacerle la cama, es propio de descarados que se creen que los demás son tan idiotas como ellos para aceptarlo y creerlo.
 
4952. Todos pasamos por crisis, ¿no es cierto? Pues la vida es destrucción –crisis-, amor y construcción. En un movimiento que no tiene ni principio ni fin. Y es con eso con lo que hemos de vivir, nos guste o no. Y en la medida que lo entendamos, todo va a ir mejor.
 
4953. Todo empieza con la conciencia, cuando somos conscientes de la realidad. Si somos conscientes percibimos lo que está sucediendo, lo que va a suceder y lo que ha sucedido. Y en esa consciencia y percepción, es cuando descubrimos que el observador es lo observado.
La percepción al darse cuenta que está dividida, es cuando descubre la unidad del observador y lo observado. Descubre que la unidad es lo más adecuado para vivir la vida.
 
4954. La autoridad psicológica genera el ‘yo’ divisivo. Por lo que ya nada tiene sentido. Pues sin una buena relación con los que convivimos, con los que nos relacionamos, hagamos lo que hagamos nada tiene sentido.