Torni Segarra

Seleccionar página

* Cuidado. ¿Puedo, jamás compararme con nadie? Investíguenlo y verán como no pueden. Por tanto, hay que ser conscientes de que nos comparamos, cotejamos, cuando vamos a comprar una camisa, chaqueta, etc. Y en esa actitud hay orden.

El problema surge cuando hacemos un arma de esa comparación, para infravalorar, ridiculizar, humillar a los que no entran dentro de nuestros cánones, gustos, programación. 

 

* Si no empiezas, es porque no te toca aún. Porque, el día que te toque la acción de empezar será como un volcán que nadie lo puede detener. O sea que, cuando está todo para que sea algo, la acción no necesita los pensamientos. La percepción y la acción son lo mismo. Porque, se ha hecho la unión total entre lo que vemos, la respuesta, la acción. 

 

* En la austeridad, hay belleza. Porque, nada sobra ni nada hace falta.  

 

* Si uno no se ama así mismo. Está perdido. Porque, cuando uno se ama así mismo, está amando a toda la humanidad.  

 

* ¿Podemos hacer un negocio del amor? El amor, para que sea verdadero, tanto el que ayuda como el ayudado, han de estar más allá de las pérdidas y las ganancias.  

 

* Sólo se trata de que la vida, quiera que vivamos.  

 

* Eso pasa con los que se creen que saben tanto, se creen intelectuales, inteligentes. Pero, son indiferentes, insensibles a las personas sencillas, los menos afortunados.   

 

* El que se compara psicológicamente, eso es divisivo. Yo soy más alto que tú. Tú eres negro y otro es blanco. Y eso no se puede cambiar. Ningún problema. Pero cuando asociamos esas diferencias políticamente, al mejor o peor, religiosamente, socialmente, de casta, de raza, ahí está el problema identitario. Es decir, es un problema porque nos divide, nos fragmenta entre nosotros. Y llega el desorden, el caos.  

 

* Dar la culpa sólo a una parte, ¿es inteligencia? No. Porque, la otra parte también puede decir, que la culpa es de la otra parte. Y si somos afortunados, y podemos ver la realidad, a los que vemos como enemigos, ya no los vemos como tales. Si no, como unos seres humanos necesitados, para poder sobrevivir. Es decir, todos somos como todos.  

 

* Sé lo que quieres decir. Pero, el comparar es una actividad del ‘yo’. La pregunta es: ¿Puede el ‘yo’ cesar en su actividad para siempre? Como no puede desaparecer, es preciso que haya la comparación, la dualidad, la división.  

 

* Ese es el problema, que usamos los conocimientos, la tecnología, etc., para nuestro propio egoísmo. Y eso genera, división, brutalidad, crueldad.  

 

* ¿La calentura se puede controlar? Si es alta no se puede. Y por eso, vivimos con ella. Es preciso. Pues la naturaleza actúa como un dictador implacable.  

 

* Eso es la unidad total, absoluta. Todo está unido, el mal y el bien, la desgracia y la fortuna, la enfermedad y la ausencia de ella. Si somos para la vida, ella nos dará lo necesario para vivir.  

 

* Creo que lo complicamos todo. Cuando aún no ha llegado el momento, ¿cómo sabemos ya lo que tenemos que hacer? Lo nuevo, nadie sabe lo que es. Y lo nuevo está mediatizado por los retos que nos llegan.  

 

* Las palabras son una cosa. Pero, la acción es otra. Siempre de nosotros, ya sea por inducción, por la realidad, inconscientemente o no.  

 

* Cuidado cuando no había coches, máquinas, contaminación, había también calentamiento de la tierra. Pero, por eso al haber ahora tanta contaminación el problema se acelera, se hace más patente. ¿La pregunta es, si paráramos de contaminar se reduciría, desaparecería el calentamiento de la tierra?   

 

* Son igualmente adictivos, porque nos dan la oportunidad de ir más allá de nuestras flaquezas, miserias humanas. Aunque sea, tan solo momentáneamente.  

 

* La moral es convencional, porque la manera de vivir, está montada de una manera piramidal. De manera que matar una cucaracha, es menos gravoso moralmente, que matar una mariposa. Y esa hipocresía, estupidez, está dentro de la estructura mental. Para que el mundo, el establishment siga funcionando como lo hace: injustamente, desigualitariamente.  

 

* Pero, no ves que la mayor prueba de fuerza, es que un preso es como tener un pájaro encerrado en una jaula. Que lo has de alimentar, cuidar en sus necesidades. 

 

* Tal vez, sin mentir no podríamos sobrevivir. 

 

* Si no se atreven, por algo será, ¿no? Todas las cosas no suceden de manera automática, matemática. Pues, la vida y sus maneras son inescrutables para nosotros.  

 

* Sea lo que sea, no podemos saber por qué uno tiene un pastel delante y lo rechaza.  

 

* Tal vez, es porque lo que para nosotros es un pastel, para los otros es amargura. 

 

* Lo que está claro es que un rechazo, una huida, es preciso que tenga su motivo, su justificación. Que tal vez, ni ellos sepan lo que es. Pero, es miedo o inapetencia a la relación y lo que eso lleva consigo.   

 

* Lo bello, la belleza, no tiene nada que ver con lo que se conoce como belleza. Pues, todo lo que existe participa de la belleza, es belleza.