Torni Segarra

Seleccionar página

* Dilo. Y así los que no sabemos a quienes vamos a votar, veremos si nos convence. Por supuesto, si tú quieres. 

 

* Porque, los más fanáticos nacionalistas centralistas españoles, no hablan del paro, de los sueldos de pobreza, de los miles y miles de desahucios, de las pensiones miserables, pobretonas. Como si fueran las migajas de pan de los señoritos poderosos, dictatoriales, de los ricos. Ellos con la excusa de la unidad, lo pierden todo: la libertad, el amor.  

 

* Además, los más ricos y descarados, los multimillonarios, ya han dicho que van a donar varias decenas de millones de euros para reconstruirla.  

 

* El valor verdadero, está en dar de comer al hambriento, dar apartamento para cobijarse, descansar; dar pensiones dignas, no indignas como si fuera la basura. El valor, es construir escuelas y no barracones, es no dar millones a la banca. El valor está en educar a los niños, a los jóvenes, de manera que no sean robots para solamente ganar buenos sueldos, comprarse dos casas -una para el invierno y otra para el verano-, vivir derrochando, etc. 

 

* Muchas palabras, pero pocos hechos. ¿Dónde están los hospitales, los médicos? ¿Dónde están los servicios sociales, de los que tanto cacarean, su diligencia, su sensibilidad, su compasión, su amor?  

 

* ‘Notre Dame : ¿Dónde estaba vuestro Dios, que no apago ese devastador incendio? Ahhh! ya se, donde siempre, en la Biblia’.

Esto tendría que ser el despertar de la ignorancia, de la superstición, del fundamentalismo. Pero, esos fanáticos encontrarán las escusas y dirán que su dios es todo bueno y poderoso.    

 

* No tienen sensibilidad, son indiferentes, insensibles. Pues, son hedonistas viciosos, viven persiguiendo el placer. Y todos los demás, que los cuestionan -con su presencia, que llevan con ellos la pobreza, la miseria, la muerte-, los apartan de su vista y prohíben que se informe, divulguen esas situaciones, crueles, sin escrúpulos. 

 

* Hay que ser muy insensible, para solamente dar a los ricos, poderosos -los europeos-, todo el dinero necesario para reconstruir una catedral. El presidente del parlamento europeo, ha pedido a los parlamentarios, que contribuyan con su sueldo para reconstruir la catedral que ha ardido.

Y, sin embargo, los miles y miles de niños, sus padres, que viven en la hambruna, la miseria, la enfermedad, que la guerra les condena a vivir de esa manera tan cruel. No les den nada, ni los atiendan, ni abran telediarios, pues lo esconden como algo indignos de ser visto.

La sensibilidad, ¿es propia de algunos seres humanos? Parece ser que sí, pues algo tan vulgar como una catedral, el arte, etc., lo ponen delante de la crueldad del hambre, la enfermedad, la guerra. Que, por cierto, los europeos, también son culpables de ese genocidio de los niños, padres, etc. Ya que han armado con todo lo necesario, para que el agresor pueda proseguir con el genocidio.  

 

* No se trata de ateos, se trata de amor. No hay amor en las religiones, son idólatras, paganas, supersticiosas, siempre al servicio del poder, de los poderosos. Por eso, no es cuestión de creer o no creer, eso son todo tonterías, se trata de compasión, de amor. 

 

* ¿Cómo puedes decir que hay proetarras, si ETA, ya hace diez años que se extinguió? Deja de echar gasolina al fuego. Habla de paz, de libertad, de compasión, de amor. Por supuesto, si quieres. 

 

* Eso tan especial y afortunado, habría que verlo para creerlo. Pues, todos somos un poco de todo lo que no nos gusta. Es la ley de la vida. 

 

* Caer y levantarse, eso es la vida. Lo que no hay que hacer, es caer en el absurdo, en lo que nada tiene sentido. Pues, todo puede tener sentido, como no. Por tanto, hay que elegir, optar.  

 

* Cuando encendemos un fuego, es prudente ver que el lugar es el adecuado. Para que no haya desgracias. Porque, el fuego que nace de una chispa, puede devorarlo todo. Generando toda clase de sufrimientos, de dolor. 

 

* Todo eso depende de la necesidad. Pues, la necesidad se torna en ley. Si no hay necesidad, todo es momentos en blanco, inapetencia, flojera. 

 

* El más y más. ¿no es una trampa? Porque, ese más y más se convierte en deseo, en in dictador tirano, imposible de saciar. Y como está todo unido, no hace falta el deseo. Porque cuando algo acaba, es para comenzar al nuevo. Y lo nuevo, es la libertad, es el amor.  

 

* El llorar por haber sido maltratado por alguien, que nos creíamos que sería incapaz, es una costumbre romántica, es autocompasión. Es falta de inteligencia. Porque, no nos podemos fiar de nadie, al cien por cien. Pues, todos somos falsos, porque prometemos, lo que no somos incapaces de hacer.  

 

* Cuando vemos que los antagonismos desaparecen, es cuando comprendemos que la vida es toda una unidad. Como un río que siempre se está moviéndose, pero no deja de ser él, vaya lento o rápido, en cascada o en llano, por bajo tierra. Somos nosotros, los que dividimos la vida con me gusta, no me gusta, antes era así y ahora en el presente no me gusta ni satisface. Por eso, somos creamos diferentes grupos políticos, religiosos, culturales, somos caprichosos.