Torni Segarra

Seleccionar página

* La ética, o filosofía moral, es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana,  lo correcto y lo incorrecto,  lo bueno y lo malo,  la moral,  el buen vivir,  la virtud, la felicidad y el deber.

La moral, es la disciplina filosófica que estudia el comportamiento humano en cuanto al bien y el mal.   

 

* Pues, no hagas nada. Deja espacio para que quepa todo, sin conflicto. Pues, cuando dejamos de pelearnos, con lo que nos viene, es cuando cesa eso que no podemos con ello. 

 

* El amor puede ser una chispa. Puede ser un fuego. Puede ser una llama. Puede ser un incendio. O todo fuego.   

 

*  Por mucho que giman, que lloren, son lágrimas mentirosas. De personas de comportamientos vulgares, sin ninguna clase, ni educación. Quieren ganar siempre ellos, aunque sea haciendo trampa, haciendo comedias para bobos.   

 

* Los estúpidos que están seguros de todo -que actúan sin dudar-, son más. Por eso, es preciso que manden ellos. Los inteligentes, no pueden hacer nada, pues dudan de todo lo que hacen. Pero, hay un momento, cuando la urgencia lo requiere, que la duda no puede operar. Y entonces, sólo opera la inteligencia, la sabiduría.   

 

* La filosofía, ¿no es la capacidad de saber jugar en todos los juegos de la vida? Sean quienes sean. Porque en el juego, está la relación entre las personas. Y eso, es realmente, lo único que nos enseña. Si no hay juego, llega la maldad de las miserias humanas: neurosis, miedos, deseos macabros.  

 

* La libertad, es amor. Es decir, la capacidad de poder relacionarnos con todas las personas. Sin dejar de ser libres.  

 

* No nos olvidemos, que detrás del amor de pareja, está el miedo a la soledad, a no ser lo que se espera de nosotros. Miedo a no estar dentro del orden común, de la comunidad, de la familia, etc.  

 

* ‘Todos quieren ir al cielo. Pero nadie quiere morir’.

Ahí es donde se desvela la mentira, la hipocresía, en la que viven los creyentes en el paraíso, los cielos, la gloria. Que tienen miedo de entrar en esos sitios tan sublimes. 

 

* Para egos, el del señor que trata este aporte. Que participó activamente en un delirio, que casi destruye el mundo. Aunque había otros parecidos como él. Pero no, con la misma saña.    

 

* Pase lo que pase. Moralmente el juicio fuera de la caterva del tribunal, está ganado por las víctimas. Pues, toda víctima ante la crueldad de un agresor todo poderoso, disfruta de la compasión, de la defensa de las personas que presencian esa agresión. ¿No saben aquello de que, bien aventurados los que son perseguidos por la justicia -por defender la libertad, la independencia- porque de ellos es el reino de los cielos? ¿A ver si son afortunados, y lo captan?  

 

* El misterio, más grande los misterios: la creación de un nuevo ser. Hasta hace poco sin intervención humana.  

 

* No solamente son los tiranos. También somos responsables, los que votamos a los tiranos. Y también, todos los que llevamos un tirano dentro de nosotros.  

 

* Las personas, necesitamos seguridad. Pues, si no la tenemos no podemos operar adecuadamente. Aunque, cada uno encuentra su seguridad en una idea, una creencia, un grupo. Pero todo grupo, nos divide de los demás, que también pertenecen a otro grupo. Por lo que todos estamos enfrentados, cada uno defendiendo su grupo, que le da seguridad.

Pero, resulta que la seguridad no existe. De manera que, estamos encerrados dando vueltas en un círculo.  

 

* Mi grupo es el mismo que el tuyo, el de los demás. Pues, estamos en la tierra. Somos terrícolas y estamos programados para actuar como lo hacemos. Solamente, si nos damos cuento de esa programación, tal vez, podamos ir más allá de ella. 

 

* En el vientre de su madre tampoco hay seguridad. Porque la programación también funciona allí: ha de salir preciso y enfrentarse a la vida, buscar su seguridad comiendo, cobijándose con su madre y padre. 

 

* A veces se puede optar. Otras veces, no. Así que, cada cual ha de asumir lo que le toque, su destino. 

 

* ‘Impresionante el esfuerzo que él hace -un paralítico de las dos piernas- para ponerse de rodillas para orar a Dios, y muchos de nosotros a lo mejor no tomamos ese tiempo que solo él se merece, es un ejemplo a seguir.’

Es lo que tiene tener creencias, ser supersticiosos. O es que esa persona, estaba demasiada alimentada y quería expulsar las calorías haciendo ejercicio. O, es que era un estúpido que se autoflagelaba, para provocarse algo que no podía hacer solo por su cuenta.  ¿Si hay esfuerzo, puede haber amor? No. Porque, el esfuerzo nos hace brutales, crueles. Nos hace dependientes.  

 

* El dolor, es la enseñanza. Desafortunadamente, todos hemos de pasar por ahí. Sin dolor, seríamos ingobernables.  

 

* Los ateos, no son fieras salvajes. Tienen su espiritualidad. Son humanistas. Libres, con compasión y amor.