Torni Segarra

Seleccionar página

 

* El principal obstáculo para la libertad, es el miedo a lo nuevo. Es el agarrarse a lo conocido, que es el pasado. Pero, para que venga lo nuevo, hay que morir a lo viejo y repetitivo. Morir, quiere decir vaciar a la mente, para que esté en la nada. Y opere desde allí.  

 

* ¿Y el remedio? Pero, sin armas, sin violencia, sin dictadura, sin tiranía. Sin corrupción, sin inmoralidad. Sin mentiras ni falsedades. Con compasión con amor. ¿Serán capaces, o sólo son palabras sin sentido verdadero alguno?  

 

* La dictadura empieza a hervir. Es su obsesión: tirar gasolina al fuego. Son locos. Maleducados. Sin vergüenza. Y así, nunca se acabará el conflicto que les está pudriendo. Por su egoísmo, su ambición política-mercantil-monárquica.

 

* Buenos días, Sandra.

No hay nada, con una falta de seguridad, que se pueda afirmar o negar. Así que, lo dejamos.

Si quieres algo más, respecto de los escritos, pues me lo haces saber y gustoso lo investigaremos.

Si no, encantado de haberte conocido. Con afecto. 

 

* Todos tenemos lo mismo de todos, ya sean hombres como mujeres. Lo diferencia es de grado. Uno tiene mucho miedo, pero otro tiene menos. Pero, los dos son miedosos. Y así en todas las facetas y circunstancias de la vida. Pues, los retos son para todos por igual, nadie se escapa. Por eso, en la comprensión de que todos somos iguales, está la solución de los problemas, los conflictos entre nosotros. Si es que ello, es posible.  

 

* ‘¿Es la eutanasia un acto de amor o un acto de comodidad?’.

Eso sólo lo sabe el que la ejecuta. En cuanto al que se somete a ella, también es él, el que lo sabe. Que puede ser de desesperación, una huida.  

 

* ‘Aun sigo esperando a quien sepa aprovechar cada latido de mi corazón’.

¿Será por tus exigencias, que no llega la persona que no colme tus necesidades?  

 

* Parece, que el nacionalismo centralista, tiene celos. Y como por la fuerza de los hechos, no puede ser de otra manera. Ya que no tienen suficiente inteligencia ni empatía, para comprender la realidad de que ellos no se enteran de nada que no sea lo suyo -el nacionalismo centralista-.  

 

* Exactamente, lo mismo hacen los otros, los que son vistos con inferioridad, que creen que no son como los demás: aguantar y aguantar hasta que no pueden más. Por lo tanto, como siempre hay un empate. Es decir, es preciso que haya un reconocimiento de tú a tú. Sin dictadura ni la tiranía, del más poderoso. 

 

* Te falta cultura democrática. Por eso, no te enteras. Y está de la parte de los dictadores, de los tiranos.  

 

* Los dictadores viven dentro de un bucle de represión. Y la respuesta de los reprimidos, de los humillados. Por ello, los dictadores nunca pueden tener paz. Tienen todo tipo de instituciones para que los defiendan, tienen todo tipo de hombres armados para que estén aislados y a salvo de los demás. A los que siempre les tienen miedo.

Pero, nunca no solucionan el conflicto que genera la dictadura, la tiranía. 

 

* Mírate tú como eres. E intenta ser el menos corrupto posible. A ver donde llegas. Pues, este es tu verdadero problema. 

 

* Estimado, Miquel.

Hoy te he visto el programa X.

 Y, no tienes vergüenza de decir las tonterías que dices de todo, odiando a los catalanes. Incluyendo acusando al Muy Honorable Presidente. De que tiene miedo de ir a la cárcel. ¿Primero, tú como lo sabes? ¿Y luego, tú no tienes miedo de que te metan en la cárcel? Y, hay alguien, ¿que quiera que lo cierren entre rejas? No seas estúpido, bobo.

Repito, no tienes vergüenza de acusar malvadamente, con odio. ¿No tienes miedo de que te coja alguien del cuello? Que te insulte ante los demás. Que te amenace.   

Sé prudente, educado, y no provocador de mal rollo, de odio. Si sigues así, no quisiera estar en tu piel. 

 

* He sabido de ti, en verte hoy al programa X. Gracias.

 

Te pregunto: Esta fidelidad que proclamas con tanta facilidad, ¿también serías capaz de tenerla con las órdenes que no vienen de Madrid? Porque, parece que no ves nada de tu gusto, de lo que pasa donde vives y trabajas. Estás más a gusto criticándolos, que defendiéndolos. Y, esto, es muy grave. Te podrían poner una falta disciplinaria, por esa tendencia a hablar mal de tus jefes autonómicos.  No es la primera vez que te oigo.

Puedes decir, que el último escalón de poder reside en Madrid. Y, aunque fueran unas órdenes, inmorales, crueles, violentas, absurdas, que sólo obedecen al odio, a las ganas insaciable de venganza -como ya han sucedido-. ¿También las usarías?  

 

* ‘La presidenta del Parlamento, ha afeado a los grupos de la cámara, que se falten el respeto los unos a los otros, y ha confesado sentir vergüenza de esa actitud’.

 

Es posible que sea, que han llegado al gallinero unos gallos que parece ser que son maleducados, con ideas maleducadas, absurdas, irracionales. Y ante ese reto, todos se contagian de esa mala educación. Y, se faltan el respeto, entre ellos.