Torni Segarra

Seleccionar página

* Este hombre, que se refriega como un gato con los poderosos, se cree que está limpio. Pero tiene las manos sucias de sangre. Sangre de pobres, de los menos favorecidos. Que es el nuevo dictador de moda. Que va a solucionar los problemas de Europa. Cuando su país está haciendo una revolución.

Y sus amiguetes europeos -los presidentes de cada país-, se lo consienten. Como siempre consienten, cuando hay una guerra en la que participa la Unión Europea.   

 

* Los que quieran honra, ¿no es porque la merecen? Invadir un continente, aplastar a los que viven allí, haciendo genocidios, robando y explotando todo lo quieren. ¿Eso es honroso o es de ladrones, asesinos, descarados, mal educados, chabacanos?   

 

* Cuando justificamos las invasiones, la violencia, las matanzas. Quiere decir, que somos iguales, como los que perpetraron esas invasiones, con sus genocidios, holocaustos. Si justificas, sin admitir tu parte de culpa, es cuando te conviertes en asesino, ladrón, genocida. Toda cosa de falta de categoría humana, de maleducados, de chabacanos, de la chusma de robots teledirigidos por los que mandan.   

 

* La maldad de los otros, no exime de las maldades que uno hace.

 

* Los animales domésticos, los hemos hecho dependientes de nosotros. Y por eso, ellos son tan amantes de nosotros. Pues, somos los que los alimentamos, paseamos, mimamos. ¿Aun nos parece que sea extraño el que sean obedientes, atentos a nuestros movimientos, si los hemos hecho adictos, dependientes de sus cuidadores?  

 

* Los animales, están programados para sobrevivir y reproducirse -y en ese ámbito son como nosotros-. La diferencia está en que nosotros estamos en un momento de la evolución, mucho más avanzados que ellos. Podríamos decir, tal vez, millones de años.  

 

* Algunas mujeres, también son así. Aunque no digan abiertamente lo que piensan. Pues un hombre, un macho, siempre es un peligro. Por su fuerza animal, que puede tener. Ya que, todos somos básicamente iguales psicológicamente. Es decir, todos pensamos lo mismo, tenemos las mismas necesidades. O sea que, estamos obligados a atender las necesidades corporales y psicológicas.  

 

* Hay que decir, que los hombres llevan dentro el macho de la manada o de lo que sea. Y algunos, necesitan revivir y proseguir con ese macho de la manada. Que cuando más hembras tenga, es cuando está respondiendo a su programación. La mujer, también está programada para ser hembra. Por lo que, tanto el macho y la hembra, han de atender, jugar, actuar con esos papeles que les da la vida.    

 

* Parecen diferentes, pero el fin es el mismo: conseguir el poder e intentar poner en práctica unas ideas, teorías, para beneficiarse ellos mismos. La diferencia está, en los métodos y en las prisas, urgencias por conseguirlo. 

 

* Es de mala educación ir a casa de alguien, sin su permiso, y robarle lo que tiene allí. Y apoderarse de su casa. Y no irse de allí. Lo dicho cosa de maleducados, sin ningún reparo ni deferencias por el dueño de la casa. Es decir, cosa de ladrones, piratas, asalvajados. Que trabajan de lacayos, servios de su rey.  

 

* A los ladrones, se les tiene que educar de alguna manera. Para que no sigan robando. Pues, son demasiado descarados, sin vergüenza, ni humanismo. Son ladrones, invasores. 

 

* Porque ‘msn’, es buena y mala. No es del todo imparcial. Siempre favorable a los ricos, al establishment.  

 

* El Papa tiene un problema: mientras sea Papa, no será un verdadero cristiano. Pues, vive como un monarca, rico, derrochador. Por lo que, no puede sentir la amargura de los menos afortunados, los pobres, los miserables.     

 

*  A los idólatras, los supersticiosos, los paganos, les costará mucho liberarse de esas tonterías. Es un problema grave para los que se llaman -o se creen- religiosos.  

 

* Los beatos, también son viciosos de lo negativo: la idolatría, la superstición.  

 

* ‘Si Dios nos hizo a su imagen y semejanza entonces ¿él es igual de malo, celoso y engañoso como nosotros?’.

El error está en pretender hablar de dios, describirlo. Cuando dios, es sólo una palabra, sin sentido ni significado. Pues, a dios o el universo, no se le puede explicar ni definir. Porque, no podemos comprender qué es el infinito.  

 

* La dictadura, la tiranía, continua. I los celosos maleducados, prosiguen con su pérdida de tiempo haciendo de policías. En vez de hacer políticas sociales, denunciar los desahucios, las pensiones de miseria, la explotación juvenil con los contratos basura. 

 

* ‘EE.UU. avisa: la inversión extranjera huye’.

Esto, está bien. Hay demasiada ansiedad y estrés. Y así, se genera, hacemos bondad.