Torni Segarra

Seleccionar página

* El tiempo, ¿no es un impedimento para cambiar, solucionar un complejo, un problema? Pues, el tiempo psicológico no existe, es una ilusión. Uno dice, dame tiempo para poder amarte, ayudarte, ya que en este momento no puedo. Pero, eso quiere decir que no tenemos amor. Porque, el amor, la ayuda requerida, ha de ser en el presente, en el ahora.

Y, si es una promesa de cambio, que nos hemos fijado para unos días, unas semanas, unos meses. Cuando llega esa fecha, vuelve a suceder los mismo: aun no estamos listos, preparados para hacer ese cambio que decíamos que queríamos hacer. Por eso, el cambio es ahora. Y cuando sea, siempre en el ahora.  

 

* Los manantiales y sus fuentes, son debidos a la lluvia. Que se deposita en cuevas subterráneas de kilómetros de longitud, de profundidad. Que, por fuerza de la presión, el agua es empujada a la superficie hacia el exterior, formando las fuentes, manantiales, los ríos.    

Por eso, si no lloviera el agua se acabaría, provocando una sequía de muerte y destrucción de la naturaleza, la vida.  

 

* ‘¿Por qué existe la muerte?’.

Para que pueda existir la vida. Pues sin la muerte, la vida no puede ser.   

 

* El dolor y el sufrimiento, ¿no son los mismo? Si uno se expone demasiado al sol en la playa y se quema la piel. ¿El sufrimiento resultante, no es por la estupidez, la ignorancia, que es dolor?   

 

* Lo que está más allá de nuestras mezquinas y pobres mentes. No sabemos lo que es. Porque, nosotros somos una parte. Y la parte no puede abarcar al todo.  

 

* La propaganda sólo no basta. Se necesita algo más, para vencer en unas elecciones. Que serían tantas cosas. Que lo dejaremos, en que hay que tener suerte, para vencer. O lo que es lo mismo, subirse a la ola de lo que, en ese momento, las personas, los votantes necesitas. O dicen necesitar.  

 

* Entonces, ¿todo es dolor, sufrimiento? ¿Y, los antídotos, si es que los hay? El mejor antídoto, ¿no es el amor? Pero, el amor, es decir mucho. Pues, pongámoslo aprueba y sabremos en realidad lo que es el amor.  

 

* La libertad ha de ser total, y en todas direcciones. 

 

* Confiar en las personas, creyendo que el dolor que han experimentado en su pasado, lo hará compasivo, siempre fiel. ¿No es una ilusión? Pues las personas, todo lo que hacemos, lo hacemos por necesidad. Y la necesidad, es vivir, sobrevivir -nadie quiere morir-, al precio que sea. Incluso el ser falso, hipócrita, traicionero, infiel, mentiroso. Provocando el mismo dolor, sufrimiento, por el que él también ha pasado.  

 

* ¿Se puede amar, sin ser amado? Parece difícil. Porque, por simpatía, el amor, va hacia el amor. Y el mal, de la misma manera, genera más mal. Por tanto, eso que decimos, el mal y el bien, ¿son reales, o es una necesidad precisa para que la vida prosiga, pueda ser?

Porque, de un mal se genera un bien. Y de algo bueno, puede generar algo malo. Por ejemplo, la lluvia molesta a unos -y puede generar muerte, amargura-, pero a otros beneficia, al igual como el frío o el calor.  

Igual pasa, como cuando uno pierde la pareja, con amargura, ya que, hay otros que se alegran porque pueden cogerlas como parejas suyas.

 

* ‘Estamos tan acostumbrados a sufrir, que cuando llega una persona y nos trata bien nos da miedo’.

Porque, el amor es peligroso. Ya que el amor es libertad total.   

 

* El orden es preciso. Cuando más desgracias, más si cabe. Pero, ese orden en la vida de nosotros, de cada uno, evitará el desorden, que causa tantas desgracias, accidentes, imprudencias. Y ese orden llega, cuando nos damos cuenta de la ansiedad, del deseo de más, del estrés con el que vivimos. Y si somos capaces de comprenderlo, descartarlo.   

 

* Parece que, las autoridades, los policías, los jueces, etc., no saben lo que es la ley de acción y reacción. Cuando uno quiere ser libre, es porque le falta libertad. Entonces, quien se opone a ese que quiere ser libre, va recibir toda clase de sorpresas, por los que oprime y quieren ser libres. Entonces, ¿para qué tantas sorpresas, tanto escarbar, tantos problemas, pues esos que quieren ser libres no van a parar hasta que lo consigan?

Si los opresores, los dictadores, fueran afortunados y comprendieran, poniéndose en el lugar de los que están oprimidos y quieren ser libres, tal vez, con esa empatía, verían lo que es la necesidad de ser libres. Y también comprenderían, que la ley del karma, es eso: todo acción, lleva consigo su reacción.  

 

* ‘No hay democracia de ninguna forma. Votes o no votes…’.

Eso es como el respeto, la moralidad. ¿Podemos dejar de ser inmorales -entendido como no hacer ningún daño a nadie-? ¿Podemos ser completamente respetuosos -entendido esto, como el valor que tienen todos los seres vivientes, y no hacerles ningún daño-?