Torni Segarra

Seleccionar página

* “Todo trabajador que no sustente su bienestar con su propio trabajo y preste su fuerza de trabajo está siendo explotado”.

Todos podemos explotar a los demás. La pregunta es: ¿Por qué queremos explotar a los demás? ¿Par qué? ¿Tan necesitados estamos que necesitamos explotar a las personas?

 

* «… el «sí mismo» y el ego no son lo mismo».

Eso es como decir que la persona negra no es como la blanca. O como dicen los machistas; una mujer no es como un hombre.

 

* “¿Vivir en Suecia intensifica la tendencia natural de los compatriotas a la intransigencia?”.

Eso es un prejuicio. Y como todos los prejuicios, es diviso. Causante de desorden, división, conflicto.

 

* “Y habrá trabajo para el seguro, el mecánico, el de la motosierra, los obreros autopartistas, los mineros, los forestales, los papeleros, los obreros de fábricas de bolígrafos, y otros. Pero a la naturaleza le da igual”.

Entonces, para qué tanto hablar de lo evidente.

 

* Por qué complicarlo todo. Y no dejarse de sutilezas, de juegos -adivinanzas-.

 

* Hagamos lo que hagamos, nada verdadero va a cambiar. Después de un millón de años todo sigue igual.

Eso sí la cacharrería, etc., lo va a destruir todo. Aunque no pasa nada. Todo lo que es, se ha de transformar, perecer, morir, para renovarse.

 

* «Si no hay fracaso, no hay realidad».

Sí, es verdad. Esta tarde hemos levantado un tiesto maceta grande, para echarlo a la basura. Y al levantarlo, ha habido la sorpresa, de la huida asustado de un dragón de pared.

Lo perfecto no existe. Cada cosa que hacemos, lo hacemos para bien. Aunque tengamos que molestar, matar, destruir, etc.

 

* “Por qué ver la paja en el ojo ajeno, verdad?”.

Una cosa está clara: si veo en tu ojo paja. Es preciso que yo también la tenga. Porque el observador es lo observado. Todos somos iguales.