Torni Segarra

Seleccionar página

 

*“Que eres?

Eres deseo en mi piel

Esa chispa que me hace encender

Esa pasión, que arde en mi interior

Eres ese amanecer

En el que con mis manos tu cuerpo

quiero recorrer

Hacerte humedecer

Con mis labios encender

Tu mirada hacer brillar

Tú cuerpo lentamente de desnudar

Que tus labios me lleguen a desear

Tú cuerpo hacer vibrar

Eres ese atardecer

En el que me quiero perder

Impregnarme de tu ser

Y junto a él permanecer

Hacerte suspirar

Con cada roce que te llegue a dar

Hacerte sentir

Ese placer dentro de ti

Eres la prohibición

Hecha amor

Una noche de pasión

A la que no quiere poner fin mi

corazón

Eres ese beso al que me entrego yo

Sin poner condición

Eres amor

Ese que desborda el corazón

¿Que eres?

Eres pasión

Eres amor

Eres la mujer de la que me enamoré

Yo”.

 

–Toni:  Y después cuando se acaba el combustible, ¿qué haremos? Vivir lo bello, lo perfecto, lo desagradable, lo miserable que está todo escondido.

–Interlocutor: Si cada instante de tu vida lo disfrutas tan intensamente como puedas…después no queda nada por sentir, nada por hacer, nada de nada…todo se vivió intensamente y sólo es lo que es y no lo que queremos que sea

–Toni: Tú sabes que no. Aún falta la vejez y sus carencias, problemas que pueden ser insoportables.

 –Interlocutor: ¡Según la perspectiva! Creo yo que la vejez…la vejez……¿para ti, cuando comienza la vejez, que es la vejez?

–Toni: ¿La vejez, nos llega cuando no puedes hacer lo que hacías cuando se era joven?

–Interlocutor: Siento yo que la versión está en la columna vertebral, mientras haya flexibilidad puedes hacer lo que te propongas, para mí la edad es un simple binomio.

–Toni:  Di lo que quieras.

Pero ya lo verás, las personas te verán lento, torpe, despreocupado, sin darle valor a lo que los que no son viejos le dan.

–Interlocutor:  Es solo cuestión de enfoques. Me asombro que muy seguido escucho comentarios de gente que no dice… » noooooo, yo ya no estoy para eso, fíjese, ya voy para los 40,  . No manchen, yo tengo 59 y todavía me falta mucho por subir y ¿esa gente ya está pensando en que van ya de bajada?

–Toni: El problema está cuando generalizamos. Hay unos que parecen siempre jóvenes. De eso, se encarga la suerte, la naturaleza.

–Interlocutor: Creo yo fielmente que la suerte es acción más intención más gracia. No creo en lo que llaman suerte.

–Toni: ¿Por qué hemos nacido y conocido, en esta época que vivimos? Y no hace trescientos años; o no nacer nunca. ¿Por qué nace uno ciego, o con una incapacidad psicológica, física?

La suerte quiere decir, que nosotros no podemos comprender el infinito universo y sus maneras.

–Interlocutor: Tengo entendido que somos, como todo…cíclicos; la primera pregunta la respondería quizás así, la segunda…también, como todo es un proceso, un proceso que a todos nos toca llevar durante este ciclo de vida, según diferentes factores, incluso de ojos ancestros de cada uno de nosotros.

Las leyes Universales son claras y allí no hay «poder humano» que pueda cambiar o modificar creo yo.

–Toni: Por eso, que las leyes universales no se pueden cambiar.

Una ley es que la vida es nacer, crecer, llegar a la plenitud -envejecer- y morir.

Ahora has de céntrate en lo que es la vejez, lo que pueden hacer los viejos -los que tienen de setenta u ochenta años para arriba-.