Torni Segarra

Seleccionar página

* Esas palabras tan bonitas, ¿son una realidad en tu vida? ¿Vives a todas horas con ese amor? El amor, también es compartir, renunciar, ir a lo nuevo, lo desconocido.

¿Puede haber amor si no hay libertad?

 

* “No son solo palabras Toni práctico a cada instante lo que soy y lo expando además de hacer una labor interior a la que le dedico tiempo. No hablo de amor de pareja. Sino de la energía que se expande desde el corazón. Mis saludos y respetos”.

Pero has mencionado varias veces la palabra amor.

Por eso, he escrito sobre el amor.

 

* Creo que todo lo que decimos, escribimos, tiene su transcendencia. Es como cuando echamos un vaso de agua al mar. Que, por la fuerza de los hechos, esa agua que hemos echado al mar, se convierte en el mismo mar.

Y por supuesto, antes que nada, hemos de vivir con limpieza, honestidad, sin corrupción.

 

* “Es verdad lo que dices, no lo había mirado de esa forma. Cierto que nos quedamos a veces en los juegos de palabras y caemos en sus trampas de envoltorio decorado facilón.

Otro ejemplo podría ser, que estuvieras frente a un caso criminal y te dijeras, ‘nada de esto tiene que gustarte, pero si te gusta genial…’. Es un poco, bastante de psicopatía, ¿verdad?”.

Sí es verdad.

A la hora de ver la realidad, realmente todo tiene su valor -sin que haya nada que sea lo más importante, lo más violento, lo más corrupto, cruel, lo más bello y excelso-.

 

* El amor lo abarca todo. Da igual que sea a una piedra, a un árbol, a la persona que consideras más bella, o una vibración.

Es decir, con relación o no. El ‘trabajo’ del amor, es unir, ensamblar, que no haya división entre tú y yo; ni con nadie.

 

* Todo en la tierra tiene un propósito. Y también tiene un tiempo.

El misterio es, que unos duran cien años; y otros mueren antes de nacer. Y los que nacen y duran unos días, años, etc.

Y ese es el misterio: unos mueren y otros no -duran muchos años-.