Torni Segarra

Seleccionar página

* “He estado escuchándolo por algunos años, pero no he experimentado ningún cambio”.

Cuando tenemos una imagen de alguien, ¿podemos conocer realmente a esa persona? Así que, para conocer realmente a alguien, hemos de estar vacíos de imágenes, de lo que se ha dicho de él. De la raza que es, de su religión, su posición en la escala social, etc.

Pues una persona, no es un montón de palabras, de lo que de él dicen. Tenemos que comprender la parte que se muestra y la parte oculta. Sabiendo que, si quiero comprenderla, él es básicamente igual a todas las personas.

De manera que, uno tiene que comprender cómo es, cómo operamos, cómo funcionamos.

 

* La realidad es, que existe el infinito. Y con eso basta para guardar silencio.

 

* La verdad absoluta, mata a la verdad. Por eso, los fanáticos son tan peligrosos. Aunque, nosotros no estamos fuera del todo, de esa miseria fanática.

Por eso, no hay verdad que explicar. Es decir, toda verdad ha de admitir la posibilidad, del no y del sí.

 

* Si me permites la pregunta -y quieres contestarla-. ¿Tú vida la deseas como esos cristianos dicen: un martirio?

 

* Me refiero a ‘a los que entregan su vida por Cristo sirviendo al prójimo sin reservas hasta su último aliento’.

 

* Ese es el dilema, que algunos no ven el mal ni el bien, como causantes de dolor. Los revolucionarios franceses que abolieron la monarquía, Napoleón, Hitler y otros, veían lo que hacían como el centro de un tornado, un lugar de equilibrio o calma, como la energía de una bomba que estalla y es destructible. Y que la destrucción que ocasiona es un fenómeno parcial; y la mente violenta o criminal, se cree así misma buena y honesta.

 

* “El caballero lloró más al darse cuenta de que si no se amaba, no podía amar realmente a otros. Su necesidad de ellos se interpondría. En eso apareció el mago y le dijo: solo podrás amar a otros en la medida en que te ames a ti mismo”.

Amarse uno, ¿qué quiere eso decir?

Ya que podemos convertirnos en ególatras, tiranos indiferentes.

 

* ¿No te has confundido? Dios todopoderoso -que todo lo puede-. ¿Por qué consiente este mundo de miseria moral, miseria humana -personas que mueren de hambre, todas las maldades de la vida-?