Torni Segarra

Seleccionar página

* Charla de Jiddu Krishnamurti y David Bohm

Más Allá del Tiempo

13 capítulos

El discernimiento, ¿puede ser despertado en otro?

1

K: Estuvimos discutiendo qué es lo que implica para el cerebro estar sin movimiento. Cuando un ser humano ha estado siguiendo el sendero del devenir y ha pasado por todo eso, y por este sentimiento de vacío, silencio y energía, ha abandonado casi todo y llega al punto; a “la base”. ¿Cómo afecta, entonces, este discernimiento su vida cotidiana? ¿Cuál es su relación con la sociedad? ¿Cuál es su acción con respecto a la guerra, y a todo el mundo, un mundo que realmente está viviendo y luchando en la oscuridad? ¿Cuál es su acción? Yo diría, como estuvimos de acuerdo la vez pasada, que esa acción es no-movimiento.

DB: Sí; antes dijimos que “la base” era el movimiento sin división.

K: Sin división. Sí; de acuerdo.

DB: En cierto sentido, parece inconsistente decir no‑movimiento, mientras uno sostiene que “la base” es movimiento.

K: Sí; “la base” es movimiento. ¿Diría usted que el humano promedio, educado, refinado, con todas sus desagradables actividades, está constantemente en movimiento?

DB: Bueno, cierta clase de movimiento.

K: Un movimiento en el tiempo.

DB: Sí.

K: Un movimiento en el devenir. Pero estamos discutiendo acerca del humano que ha hollado ese sendero (si se me permite usar la palabra) y llega a ese punto. A partir de aquí, ¿cuál es su acción? Dijimos que es no‑acción, no‑movimiento. ¿Qué significa eso?

DB: Significa, como usted dijo, no tomar parte en este proceso del devenir.

K: Por supuesto. Eso es obvio. Si no toma parte en este proceso, ¿qué papel juega? ¿El de la completa no‑acción?

DB: No está claro por qué debería usted llamaría no‑acción. Podríamos pensar que es una acción de otra clase, una acción que no participa en el proceso del devenir.

K: No es el devenir.

DB: Pero puede seguir siendo una acción.

K: Él todavía tiene que vivir en el mundo.

DB: En un sentido, cualquier cosa que uno haga es acción; pero la acción de ese humano no está dirigida hacia el proceso ilusorio, no está involucrada en él, sino que estaría dirigida hacia lo que sustenta este proceso ilusorio. Tal vez estaría dirigida hacia la consideración del rumbo incorrecto que continuamente está surgiendo de “la base”. ¿De acuerdo?

K: Sí; sí. Ya ve, diversas religiones han descrito a un hombre que se ha liberado, que está iluminado, que ha alcanzado una cosa u otra. Han descrito con gran claridad ‑especialmente en los libros religiosos hindúes‑ el modo en que ese hombre camina, su apariencia, su manera de hablar, todo el estado de su ser. Pienso que ésa es meramente una descripción poética que…

DB: ¿Usted piensa que es imaginación?

K: Pienso que gran parte de ello es imaginación. He discutido este punto con algunos, y no es así; no es imaginación. Alguien que lo describe, sabe exactamente qué es eso.

DB: ¿Cómo podría saberlo? No está claro.

K: ¿Qué es, entonces, un humano de esa clase? ¿Cómo vive en este mundo? Ésta es una pregunta muy interesante si usted la investiga profundamente. Hay un estado de no‑movimiento. O sea, el no‑movimiento que hemos examinado”.

 

La acción ha de ser limpia. Y eso quiere decir, que lo que tenga que venir no nos tiene que importar.