Torni Segarra

Seleccionar página

* La imaginación, ¿es lo real?

 

* Describir a alguien o a algo, ¿es juzgar?

 

* Explica cuál es tu manera.

 

* ¿No te das cuentan que eres un idólatra, como lo son los fanáticos, ya sean nacionalistas, religiosos, de algún extravagante actor, político, músico?

Si eres idólatra de JK, entonces estás acabado. Porque, no serás libre. Y sin libertad el amor no puede operar, llegar, florecer.

 

* Dices, para justificar la imaginación que puede ser ‘en el contexto en que se está dando y que parte de esa base para poder materializarse’. Es decir, una cosa que no puedes decir que es real. Pues, el futuro nadie sabe lo que va a ser.

 

* ¿Tú has cuestionado lo que digo? ¿Por qué no puedo cuestionarte a ti, a Buda, a Jesucristo, a JK? ¿Cuál es el problema? ¿Eres defensora de JK o de cualquier otro, sea el que sea?

Todos somos autoritarios, dictadores, unos lo son en un grado muy pequeño y otros son muy elevados, terroríficos.

 

* Vamos a verlo: Si el observador, es lo observado. Todos somos, lo que somos todos.

Ahora bien, hay unos que son violentos de palabras, con las manos; y hay otros que su violencia es con las balas, las bombas, las matanzas en masa.

 

* Todo depende del reto de la situación, que nos llegue. Por eso, cuando juzgamos no es adecuado. Porque, cuando juzgamos lo hacemos sin darnos cuenta, que nosotros haríamos lo mismo, que, en la misma situación de rabia, odio, desbordamiento, locura, desesperación.

 

* El yo es el invento de la mente, de querer ser lo que quiere ser.