Torni Segarra

Seleccionar página

* «El amor, la abundancia, la buena vibra circula por cada rincón de mi Hogar».

¿Seguro? No digas tonterías, mentiras ni falsedades infantiles, de personas supersticiosas.

 

* «Me declaro en armonía con El Universo. Se abren puertas de amor, salud, abundancia y paz. Hecho está, ¡gracias, gracias, gracias!».

Por mucho que se repitan frases lisonjeras, atrayentes, embaucadoras. Lo que cuenta, lo que vale son lechos de nuestras vidas cotidianas, a cada hora, a cada instante.

Darse cuenta cómo vivimos, qué hacemos con el dinero, las propiedades. Qué hacemos con los pobres, los menos afortunados, que viven en la miseria más espantosa -junto a nosotros, que los vemos, pero no los queremos ver-.

 

* «Seguirme es ser como yo. Comprenderme es comprenderse a uno mismo».

Eso es lo mismo que decir el observador, es lo observado. Es decir, todos somos iguales. Si te conoces de verdad, también conoces a toda la humanidad.

 

* “Quien ve en todos los seres en su propio Ser, y a su propio Ser en todos los seres, pierde todo temor”.

Quien ve en todos los seres en su propio Ser, y a su propio Ser en todos los seres, comprende el miedo y el temor.

 

* Los designios de dios, el universo, son inescrutables.

O tienen su razón de ser, sin poder llegar a comprenderlos.

 

* En la guerra desigual, entre los animales y los terrícolas, siempre están ganando las personas. Porque las personas, no se han desprogramado del programa que dice, que en la tierra rige la ley del más fuerte, el más poderoso y cruel.

 

* Sé lo que quieres decir.

Y tú has de descubrir y comprender, lo que pretendo informar, comentar.

 

* Las palabras según quién las diga tienen el valor, la decencia o la estupidez, del que las dice.