Torni Segarra

Seleccionar página

* La tierra, como todo, tiene su música. Si quieres, si puedes escucharla.

 

* ¿Cómo lo sabes que así será?

 

* Sí. Las frases cuando se comprenden son de uno.

 

* Cuando cesa ‘el mí’, ‘el tú’, ‘el nosotros’, ‘el ellos’, todos divisivos, conflictivos.

Es cuando ahí está el orden, la compasión, el amor.

 

* ¿Tú cómo lo sabes? ¿Es eso posible?

 

* La no dualidad, llega cuando estamos completamente absortos en lo que hacemos, u observamos.

 

* Todos formamos parte como hojas, ramas, raíces, corteza, de un inmenso árbol, infinito.

 

* Todos tenemos una parte de demonio. Esa es nuestra programación: hacer el bien y el mal -para comer, tener lo necesario para subsistir-.

 

* Aprender a conocerte, eso es cosa tuya. Tú has de ser el maestro y el discípulo. Así serás una persona de primera mano. Nada de repetir, de asumir lo que dicen los demás.

Incluso esto que te digo, lo has de ver tú en tu propia carne.

 

* La inteligencia, está más allá de lo bueno y lo malo. Esos meteoritos que destruyeron la tierra y lo que había en ella; esos terremotos, volcanes, huracanes, inundaciones, todo es fruto de la inteligencia y su orden.

Al igual cuando una hormiga, nos quiere morder el cuerpo; o los leones jóvenes matan al macho alfa, que está demasiado viejo y es un estorbo para la manada.

 

* Esos estados que dices, tienen un problema: que no duran mucho. Son instantes, momentos místicos, la nada, el vacío.

Lo digo, para que veamos que por mucho que persigamos, nunca lo encontraremos. Porque, siempre hay más y más; pues el infinito está ahí.