Torni Segarra

Seleccionar página

*  Usar la palabra dios -como es confusa-, genera confusión. Dios Todopoderoso, todo lo puede: hacer, no hacer, ser o no ser.

Toda una confusión, para los que creen en él; y quieren hablar a todas horas de él.

 

* La idolatría, la superstición, el paganismo, ¿no es el absurdo de la religión? ¿La religión no es la liberación de todo lo mundano?

 

* Llama también la atención, que después de 132 años, aún existan las cárceles con toda su espantosa miseria humana.

 

* Cada mañana, hay bendiciones buenas y malas. No podemos esconder la realidad bajo tierra. La vida se hace fea, cuando queremos hacerla sola bonita. Porque se hace, como si fuera sola para los ignorantes.

 

* «A todos nos gusta más la verdad que la mentira. Pero, cuando se trata de nuestra vida, a menudo preferimos la mentira a la verdad porque la mentira justifica nuestra mala vida, mientras que la verdad la desenmascara».

O nos desnuda para que nos vean cómo somos en realidad. Cosa que nos horroriza, nos colorea la cara; al verse tal cual somos.

 

* Lo peor no es la mentira. Lo peor es negarla, justificarla, blanquearla, esconderla.

 

* “Y recuerda, tú eres el amor de tu vida”.

Tú también lo eres. Te amo.

 

* “Si algún ignorante quiere, que me diga qué es saber”.

Saber, es saber lo que tú sabes.

 

* Aceptar lo que somos, porque comprendemos cómo funciona la vida. Es el inicio de la llegada del orden.

 

* “Tu mal amor por ti mismo hace de la soledad una prisión para ti”.

La prisión, se acaba cuando comprendes, descubres que no hay otro sitio para vivir. Ya que el destino, te ha puesto allí en la prisión.