Torni Segarra

Seleccionar página

* Las palabras no son los hechos. Decir ‘yo soy’, ‘yo sé’, ‘somos uno’, etc. Suele ser cosa de esnobs.

 

* «¿Cómo se abandona el control?».

¿Cómo se abandona el control de un coche, de un negocio, de tu vida?

 

* “LA PARÁBOLA DEL BOTE VACÍO

Un monje pensó solo, lejos de su monasterio.

Tomó su bote hasta el centro del lago, lo amarró allí, cerró los ojos y empezó a meditar.

Después de unas horas de silencio, sintió el arrepentimiento golpe de otro bote chocando con el suyo.

Con los ojos aún cerrados sentí que su ira aumentaba.

Estaba listo para gritarle al barquero que tan descuidadamente había perturbado su meditación,

Pero, cuando abrió los ojos, se sorprendió al descubrir que se transportó de un bote vacío el que había golpeado al suyo.

probablemente se había desatado y flotaba hacia el centro del lago.

En ese momento, el monje tuvo una gran revelación.

Comprendió que el enojo estaba dentro de él; sólo necesita el golpe de un objeto externo para sacarlo fuera de él.

A partir de entonces, cada vez que encontré a alguien que lo irritaba, se grababa a sí mismo, que la otra persona no era más que un bote vacío:

La ira estaba dentro de él”.

 

“La ira estaba dentro de él».

La ira es una protesta, contra algo que hace daño. No podemos ser indoloros.

Por tanto, es legal decir a lo que nos hace daño, que no prosiga. Sólo es una sugerencia, una petición.

 

* ¿Si eres limpio, tu casa no está limpia?

 

* ¿Lo mundano no es lo que se interfiere en ‘la unificación de la mente, el cuerpo y el mundo’?