Torni Segarra

Seleccionar página

* «Cuestionar las cosas jamás será una enfermedad. La obediencia ciega sin cuestionamientos, es una peste mortal».

Desafortunadamente siempre hay a quienes les gusta, necesitan obedecer ciegamente a una sola o más personas.

 

* ¿Cuánto será ese despertar de la mente?

El tiempo es un impedimento para poder ver la verdad, la realidad. Así que, ha de ser ahora. Y no mañana, luego, dentro de unos días, años. Porque el llegaré, es seguir en la ilusión.

 

* «No pierdas el tiempo, no intentes cambiar a nadie. No puedes ni siquiera a las personas que amas… Sólo puedes cambiarte a ti mismo».

Como el observador es lo observado, si tus amigos, vecinos, las personas que viven con nosotros. No pueden cambiar, eso quiere decir que tampoco nosotros podemos cambiar.

 

* «Quien controla el miedo de la gente se convierte en el amo de sus almas».

Nadie puede controlar el miedo de los otros. Porque, el controlador también tiene miedo.

 

* La pregunta -¿cuánto será ese despertar de la mente?-.

Era para que vieras el absurdo de querer cambiar con el tiempo.

 

* Decir que todo es un engaño. Puede ser que sea también un engaño.

 

* «Estas siendo consciente de no saber”.

No, cuando realmente sabes. No sabes, ni hay nada más para hacerte dudar. Ni nadie que quiera cuestionarte.

 

* ¿Y antes de los espermatozoides y las moléculas? ¿Qué había?

 

* «Cuando llegas al mundo no llegas condicionada o programada, después la sociedad lo hace”. La sociedad nos muestra ciertas cosas, como fumar, beber, llevar el pelo largo o la cabeza rapada.

Pero la programación se ve, en el mismo momento de nacer. Pues ya buscamos la comida, la leche, el calor y la seguridad de la madre.

Luego llegan las necesidades corporales, la comida, sexo, buscar pareja, construirte un apartamento.

La pregunta: ¿Puede esa programación desaparecer, a la que hay que añadir la familia, la tribu, el partido político, la religión, los nacionalismos, todas las ideas y teorías?