Torni Segarra

Seleccionar página

* La contradicción sería, sucedería, si te juzgases a ti o cualquier persona.

 

* En la naturaleza, todos y todo está programado; como se programa un coche, un ordenador, un avión. Incluyéndonos a nosotros los terrícolas.

 

* No compro, ni leo libros. Respecto de esa persona, sé de qué va.

 

* Entonces, ¿para qué lees y escribes si no hay nadie que las vaya a leer o contestarte?

El aquí y ahora, ¿tú lo puedes vivenciar siempre o solo llega caprichosamente, recurrentemente?

 

* Y el tuyo y el de todos, también. Nadie se escapa.

Los necios, dicen que están liberados, iluminados; lo saben todo, lo que está oculto o manifiesto.

 

* Cada vez te metes en más líos. El programador a nosotros qué nos importa quién es, o no es.

¿Aún no tienes bastante con tu vida y tus problemas?

 

* Claro que es para toda la gente. Porque todos estamos programados con el mismo programa: sobrevivir; y para ello, hacer lo que haga falta.

 

* No hace falta ‘una refundación de la sociedad’.

Lo que hay que hacer en la sociedad, lo has de hacer en tu vida cotidiana: ser honestos, no corruptos ni inmorales.

Ni inventar ideas, teorías, que nos dividen de los demás.

 

* «Solita su alma».

Es preciso.

Porque es la vida. Que no puede ser de otra manera.

 

* “La vida es muy grande y diversa”.

Pero el final está escrito, es ineludible -más problemas, dificultades, soledad, impotencia-.