Torni Segarra

Seleccionar página

* “Se asume el caos y llega el orden… ah, que bien”.

Asumir quiere decir, ser consciente de la situación.

Si no puedo con algo, no hago un problema para rechazarlo, huir, reprimirlo -que es todo división, conflicto-.

Así que, si no hay conflicto, todo el problema queda resuelto.

 

* Creo que la solución de un problema, está en no hacer otro problema de ese problema. Así se acaba con la dualidad, de tú no tienes razón, y yo sí que la tengo.

 

* Si te insultan o desprecian, ¿no te ofendes? No inventes mentiras, falsedades, acepta la realidad.

Y te llegará el amor, la compasión.

 

* Ser consciente de la consciencia, ¿eso puede ser?

Es como decir, ser consiente de un mal o buen olor. Eso es un derroche de energía, tiempo. Ahora bien, les gusta jugar a los juegos y palabras imposibles.

 

* Señora estamos hablando de la realidad. Se trata de que todos sentimos el miedo.

Otra cosa es, lo que hacemos con él.

Es como decir, ‘yo no como, y no tengo hambre’. Pero, sí que la sentirá. Sentirá sus efectos de no comer.

 

* Hasta que uno está muerto, no se puede saber qué va a suceder.

Pues, la vida puede matar, o puede dar vida, de una manera inverosímil.

 

* «Considerar vuestro origen. No fuisteis formados para vivir como brutos, sino para seguir la virtud y el conocimiento».

Ahora hay que demostrarlo. vivirlo. Para que sea realidad; y no, sólo palabras.

 

* «Yo ahora te voy a insultar. ¡Eres un estúpido! ¿Te ofendiste?».

Viniendo de ti el insulto, no.
Pero es un instante, ahora que lo leo. Luego, al cabo de un tiempo, puede que me ofenda. Es decir, la ofensa, como el miedo, existen. Luego si existen, todos los tenemos en nosotros.