Torni Segarra

Seleccionar página

* “Por más que lo intentes tus demonios jamás te dejarán, fuiste un elegido para el infierno desde siempre”.

Por más que lo intentemos nuestros demonios jamás nos dejarán, hemos sido elegidos para el infierno desde siempre.

Falta comprender esos ‘demonios’ y descartarlos, y desaparecerán.

¿Qué volverán? Que vuelvan y seguiremos comprendiéndolos, yendo más allá de ellos.

 

* Cuando nos damos cuenta que todo puede ser infinito. Es cuando descartamos las verdades absolutas, tu verdad más grande.

 

* «En esos estados de no dualidad que se intentan describir, esos conceptos que mencionas y todos los conceptos que habitualmente de la mente puedan surgir, todos ellos pierden vida, desaparecen y queda el vacío».

Ya estamos de vuelta otra vez: ¿Hasta cuándo está ahí el vacío?

 

* «Quien posee el amor y la sabiduría no juzga nada ni a nadie».

Pero puede informar, señalar dónde se ha de señalar. Como lo estoy haciendo ahora.

 

* La superstición lo admite todo.

Sólo hace falta creerse, lo que dicen los supersticiosos.

 

* Los que creen en la eternidad, como los que creen en una religión, una teoría, en el advaita-vedanta, en el dinero abundante, los que creen en la consciencia como algo que hay que adorar; o creen en cualquier beatería.

Creen porque encuentran en esa creencia compañía, calor humano, para poder soportar la depresión, el vacío existencial. Y son afortunados por tener esas medicinas.

 

* “¿Todo el tiempo eres tan señor? ¿O a veces te diviertes?”.

Hago lo que me llena, me gusta.

Lo que me gusta es la compasión y el amor, en todos los ámbitos de la vida.

 

* Soy como tú, como todos. En versión TS. Todos somos iguales.

Y el que dice que se sale de la normalidad, es porque es un muchísimo más ignorante que los que lo son menos.