Torni Segarra

Seleccionar página

* “Hola Toni, te escribo aquí para que no haya confusiones la verdad de aceptar que me he mentido.

Nuestras vidas cambian de instante en instante, no somos los mismos que cuando dejamos de escribirnos.

Hoy puedo comprender porque a pesar de que el «enamoramiento» terminó, no pudimos ser personas que se comunican con cariño. Hoy lo comprendo.

Solo quiero sanear esa sombra que queda, echarle luz.

Recién ahora en este proceso, puedo darme cuenta que implica escuchar al otro. Qué implica no interferir.

Qué implica traer el pasado al presente.

Estoy vivenciando y nadie cambia si se defiende, si acusa o se resiste.

Solo quedar como dos PERSONAS que se encontraron en este planeta, se enamoraron y se desamoraron y como «seres humanos» se comunican sin heridas ni exclusiones porque estamos integrados y cualquier cosa que suceda somos ambos sensibles a lo que toque.

Si no quieres conversar pues despídete de mí sin hablar del amor que terminó, pues el amor de hombre y mujer terminó, pero ¿por qué debe terminar el amor entre las personas?

Es muy raro en mi esta insistencia, sois el único con quien siento necesidad de una despedida cariñosa o de una amistad que nada tiene que ver con el apego.

Hace años que vivo sola, lejos de pesarme, me hace bien, me mantengo comunicada y la única diferencia es que vivo, y descubro lo que uno mismo oculta y lo saca a la luz. Una mentira que luego se transforma en verdad.

Vaciarme Toni sin la voluntad, solo viviendo dejar el canal para escuchar.

Puedo parecerte pesada, no me preocupa.  Solo comunicarnos y si nos despedimos que sea ambos conectados con la vida.

Un abrazo.

Si me dices que no tienes ningún interés de hablar conmigo lo aceptaré, pues ya no puedo hacer nada. No soy alguien, soy un ser humano que solo siente afecto por ti y por todo pues todo está integrado, y reconoce sus equivocaciones porque vivo. Y la vida nos muestra”.

Sólo puedo decirte, que es una buena cosa que estés bien.

 

* “Hola Toni, ¿estás muy enojado conmigo? ¿Queda alguna posibilidad de conversar? Siento que tenemos que hablar, comunicarnos, ambos nos sentimos más libres. Y vacíos… Siento tanto cariño hacia ti, solo ha quedado este cariño, y esa sensación de alegría que me causaba tu conversación…. Siento tu enojo y que me expulsa…. Solo quisiera conversar, sanear, No tengo apego, sino cariño y quisiera que entre ambos solo que eso. Ninguna idea ni rencor. Solo la alegría de comunicarnos cada tanto. O solo decirnos adiós sin que quede nada que nos pese. Abrazo tu corazón”.

Sólo puedo decirte, que es una buena cosa que estés bien.

 

* Por eso, hemos de estar todo el tiempo, atentos a todo lo que sucede tanto dentro y fuera de nosotros. Pues el ver, es actuar, es la acción, la respuesta; en el presente, el ahora.

Si toco un hierro que quema, la respuesta es inmediata, donde no hay nada que se interfiera.