Torni Segarra

Seleccionar página

*  «¿Y todo lo que nuestro ser recibe del universo …es nada?».

Nosotros no recibimos nada del universo; porque somos el mismo universo.

 

* Juzgar el pasado, es absurdo. Porque, es como juzgar algo que no existe, está muerto.

 

* ¿Tú, todos los demás, hay alguien que no tengamos vicios? Un vicio, no es solamente darle placer al cuerpo. Es también darse placer psicológicamente.

 

* «Nunca estoy disgustado».

¿Nunca? ¿Seguro? O sólo es propaganda, ignorancia, infantilismo.

 

* La mente es muy poderosa; pero puede ser falsa. Ella puede arreglar, para que una mentira sea verdad.

 

* Hagamos nuestras cosas cotidianas, de manera que no generen conflicto, disputas, enfrentamientos, que traen a las guerras.

Cada acto debe llevar la excelencia de la compasión, el amor.

 

* «Decreto.

Dejo ir toda la responsabilidad, angustia, ira, dolor, enfermedad.

Y desde hoy solamente me abro al amor, a la salud, a la abundancia y la prosperidad para que entren y se queden en mi vida.

Así es, hecho está».

¿Podrás hacerlo? La vida y su mente, son ingobernables. Cuando las comprendas, sabrás lo que se puede hacer o no.

 

* Lo que cambia nuestras vidas, es la meditación.

No la práctica, el método y su rutina; el aferrarse y esclavizarse a las posturas y a lo que dicen los maestros, los gurús.

Pues la meditación, abarca a todo lo que hacemos en nuestra vida, sin exclusión.

 

* Para que haya paz, es preciso que dentro de nosotros esté allí la paz.

Todo lo demás, es absurdo, sólo palabras. Pillería, mentiras, el ego operando.