Torni Segarra

Seleccionar página

* Desear desear, es como el animal que va tras el rabo para morderlo.

 

* Toda nuestra vida, es una guerra. Unos echan bombas, proyectiles, otros matan disparando. Cada uno tiene su peculiar forma de hacer la guerra.

Y los gobiernos, son los más guerreros, porque todos tienen cuarteles llenos de armamento, para enseñar a los jóvenes cómo se han de usar.

 

* La vida siempre es bella.

Si es que la podemos ver, comprender, y vivir.

* La paz es la ausencia de venganza, disputas, odio. No querer destruir.

 

Es decir, la paz es no hacer, lo que nos han hecho a nosotros: daño.

* La voluntad viene porque el dolor nos marchita, entristece. Y queremos huir del dolor, que no podemos soportar.

Aunque el dolor, siempre está ahí; hemos de vivir con él, haciéndonos amigos de él. Y entonces, el dolor nos cuenta su secreto.

 

* La seguridad no existe.

Sólo existe la total inseguridad.

 

* Lo malo, lo desagradable, lo que nos hace sufrir, se va como ha venido.

 

* «El universo es monstruosamente indiferente a la presencia del hombre».

El universo es indiferente y no lo es, con todo lo que sucede en él.

 

* Cuando alguien está hambriento de verdad, no se aburre, si no que nada más quiere que comer, alimentarse.  Y no tiene tiempo para aburrirse.

Cuando alguien quiere orinar o hacer las heces -si es urgente-, no está aburrido; es diligente y rápido para evacuar.

 

* «Si supieras cuántos milagros ya has realizado, nada volvería a abrumarte, asustarte o parecerte imposible».

El problema está en que esa buena suerte -los milagros- pueden acabar.

Pues nada nos da la seguridad total.