Torni Segarra

Seleccionar página

* –TS: Gracias, por ofrecer tu amistad.

 

–Comentarista: Por nada maestro gracias por aceptarme.

 

–Comentarista: Tu presencia te sostiene, emergiendo a la superficie, como leve sonrisa insinuada en tu rostro, que permite existir tanto al mundo, como a tu propio mundo a modo incondicional.

Tu presencia te sostiene, abrazando toda experiencia dual, sin censurar al que conoce ni a lo conocido, como en una danza cósmica donde frecuencia y vibración oscilan y se propagan sin importar cómo, cuándo ni dónde. Quedando, desde el fin al principio, solo ondas, ondas, ondas…. ¿Cuál de esas ondas dirías que eres tú?

 

–Comentarista: Eso lo escribió X, él es un advaitin -estudiante de la no dualidad-contemporáneo.

 

–TS: Esa pregunta no tiene respuesta. Se la podrías hacer a X.

 

–Comentarista: Si es correcto si estás en tu presente cognitivo continuamente se te acaban esas preguntas por qué todas las preguntas surgen de la mente.

 

–TS: Pero alguien tiene, ¿un presente cognitivo continuamente?

 

–Comentarista: No casi nadie algunos privilegiados que se dan cuenta y practican para lograrlo de esa manera lo logran con la sadhana -práctica espiritual diaria, autodisciplina para conectar el universo dentro de ti-.

 

–TS: ¿Tú no puedes ver la realidad de la vida, ver la realidad de lo qué es el pensamiento, la mente, en este instante, ahora?

 

–Comentarista: ¿¿Tú puedes??

 

–TS: Sí, ante un reto que me llega. Por ejemplo, tú.

 

–Comentarista: Bueno trata de que sea cada momento, no solo con los retos. ¿Y por consideras que soy un reto?

 

–Comentarista: Yo estoy donde tengo que estar y percibo lo que tenga percibir eso es todo.

 

–Comentarista: No entiendo lo del reto.

 

–TS: Todas las personas somos iguales, tenemos las mismas necesidades básicas. Por eso, es muy fácil relacionarse con los otros.

 

–Comentarista: Ok Om shanti -mantra de la paz- hermano.