Torni Segarra

Seleccionar página

* Krishnamurti y los psicoterapeutas – David Shaimberg

Dentro de la Mente – P. Jayakar, D. Bohm, R. Weber y otros.

8 partes – 1 de 8

“¿Cuál es la raíz del temor? ¿Puede ayudarse a un ser humano para que evolucione hacia un estado de cordura y libre de todo temor? ¿Cuál es el papel del pensamiento y el psicoanálisis en este proceso? ¿Existe un proceso que pueda liberar psicológicamente al humano? Estas y otras preguntas fundamentales para la psicoterapia y para la Humanidad fuero exploradas por veinticinco terapeutas en una reunión extraordinaria con J. Krishnamurti que tuvo lugar en abril de 1975, durante una deliberación de dos días en la ciudad de Nueva York.

El propósito de la deliberación era investigar las implicaciones que para el psicoanálisis tenía la labor de Krishnamurti. Los terapeutas representaban una variedad de orientaciones teóricas, incluyendo las de Freud, Horney, Sullivan, y Rogers. Había cuatro trabajadores sociales, cuatro psicólogos y diecisiete psiquíatras, varios directores de institutos de enseñanza psicoanalítica, un director del departamento de psiquiatría de un hospital, unos cuantos profesores y varios escritores dedicados a la investigación psicoterapéutica que han contribuido extensamente al conocimiento psicoanalítico.

Los miembros del grupo venían, obviamente, bien familiarizados con las dificultades que implica tratar de ayudar a otro ser humano. Desde el momento en que comenzó la discusión con Krishnamurti, la atmósfera del diálogo fue intensa, profundamente seria y respetuosa.

El primer tema que se presentó fue: “¿Cuál es la raíz del temor?” . Rápidamente empezó una útil diferenciación. Existe la preocupación biológica con cosas tales como incendios, serpientes, etcétera; algunos llamaban a eso “el dominio del miedo práctico”. Krishnamurti lo llamó la inteligencia de la “preservación propia” y lo distinguió del miedo psicológico. El miedo psicológico, advirtió Krishnamurti, es causado por el pensar, y el pensar es devenir; llegar a ser. El llegar a ser, dijo, con su miedo de no llegar a ser, es la raíz de todo temor. “Si no hubiera pensamiento, no habría temor”. Un psiquíatra respondió: “Si no existiera el pensar, usted no sería humano”. Pero Krishnamurti impulsó el debate hacia la consideración de las posibilidades que el hombre tenía de ser verdaderamente humano sin la jaula del pensamiento psicológico.

Otro psiquíatra dijo: “Me preocupa el hecho de que todos pudieran llegar a liberarse demasiado del temor. El temor es una respuesta apropiada a un punto de partida para la conciencia. La pérdida de este temor es peligrosa desde el punto de vista evolutivo”. Krishnamurti respondió: “¿Qué es la evolución? ¿Evoluciono yo? La conciencia humana ha dicho que uno debe evolucionar: Que uno debe ‘llegar a ser’. Pero el llegar a ser es temor y el no llegar a ser es tremenda inseguridad, y por eso, temor. Yo cuestiono toda la idea del yo que evoluciona. ¿Quién es el yo?”.

 

TS: El problema de los psiquiatras, los psicoterapeutas, psicoanalíticos, etc., es que para entender la realidad. Han de morir, comprender, descartar, su manera de vivir competitiva, atrapados en el establishment.