Torni Segarra

Seleccionar página

* “¿Y quién habla de guerras?”.

El que se agarra a una teoría, a una idea, superstición, y la defiende por todos los medios. Porque en su fanatismo ha generado tanto odio. Que necesita matar, a los que se oponen a esa idea, teoría, superstición.

 

* La guerra es cosa de dos. Pero cuando uno quiere, dos no se pelean.

¿Por qué en toda guerra, el débil se resiste a hacer la paz?

No hace la paz, porque el más débil tiene apoyos de otros. Complicándolo todo más todavía.

Y el más poderoso, ¿por qué no quiere desistir de hacer la guerra. Porque también tiene algo que perder. Ha sido humillado.

 

* Diríamos que estamos programados para vivir como lo hacemos.

La pregunta: ¿Nos podemos desprogramar?

 

* «No andes diciendo que el mundo te debe la vida. El mundo no te debe nada. Estuvo aquí primero».

Nosotros somos como cualquier ser vivo, viviente de la tierra: alimento de los demás.

 

* «Miles te dirán que hacer. diez mil te dirán lo que no debes hacer, pero sólo tú vivirás con las consecuencias».

¿Hay alguien completamente honesto para fiarnos de él?

 

* Cualquier invento, aparato, o lo que sea, se nos puede comer o no. Todo depende lo que le das, le dedicas, o lo necesitas.

 

* «Estar sobrio no se trata solo de drogas y alcohol. También hay desintoxicarse de la ira, el miedo, el resentimiento y el odio».

Si es que eso se puede.

 

* “El Problema no es que la Gente Carezca de Educación. El Problema es que las personas están lo Suficientemente educadas para «Creer»… lo que se les ha enseñado, Pero no están lo suficiente educadas para «cuestionar» nada de lo que se les ha enseñado”.

Es como el pescado que se come la cola. Sin darse cuenta que se está comiendo su propia cola.