Torni Segarra

Seleccionar página

* La guerra es la imbecilidad entre dos bandos. Que es tan grande, que parece que sea precisa.

 

* La opción puede y no puede ser. Si no hay opción, ahí también está el orden

 

* Meditar es comprender la vida, lo que está sucediendo. Tanto dentro de nosotros, como fuera en la naturaleza; la vida toda.

 

* Todo el problema del futuro se soluciona en el presente.

Si no queremos guerra, no la hagamos nosotros ni dentro ni fuera. Si queremos honestidad, justicia, igualdad, respeto, etc., empecemos nosotros a vivir todo eso en nuestra vida cotidiana.

Todo lo demás es absurdo, el desorden, la confusión, el caos, la violencia, la guerra.

 

* La negación ha de ser como cuando te acercas al fuego, que te quema. Y hay una respuesta que está más allá del pensamiento, la mente.

La reacción es como tener un perjuicio contra alguien -un país, una raza, una cultura, etc.-.

 

* Cuando uno siente que ha tenido una pérdida -algo de gran valor, un amigo, un pariente, la pareja, una muerte de alguien cercano-. Es cuando vienen los problemas.

Porque nosotros no hemos perdido nada. Porque nada es nuestro. Todo viene y se va. Y nosotros, no queremos que se vaya; porque eso que se ha ido, era nuestro, creíamos que lo podíamos manejar a nuestro antojo.

Pero la vida tiene sus maneras: une y desune de una manera inescrutable.

 

* En vez de caos. Creo que es lo indescriptible. Lo que está más allá de las ideas, teorías, el tiempo.

Y por eso, cuando hace frío nos hemos de abrigar -aunque los otros no lo hagan-.

 

* ¿Qué es la iluminación, existe? ¿Quién lo va demostrar? ¿O es todo ignorancia, un folclore de la religión de India?

 

* En la naturaleza el que manda es el más fuerte y el más poderoso. Y los demás le tienen miedo y por eso obedecen. De lo contrario se lo podrían comer o expulsar de la manada.

De manera que, si no lo aceptan en otra manada. Pueden llegar graves consecuencias: morir de hambre o que lo maten.